null: nullpx
Elecciones en EEUU 2020

Algunos exconvictos de Florida se preparan para recuperar el derecho a votar en las próximas primarias

No obstante, los únicos que se les ha devuelto el derecho constitucional son a aquellos convictos que no hayan sido condenados por asesinato o delito sexual.
12 Mar 2020 – 06:43 PM EDT

Los ciudadanos de la Florida se afilan para votar la próxima semana en las primarias presidenciales, y con ellos algunos exconvictos, a quienes recientemente se les devolvió su derecho constitucional al voto.

En 2018, los votantes del estado aprobaron la Enmienda 4, allanando el camino para que más de un millón de personas que fueron legalmente procesadas recuperen el derecho al voto, siempre y cuando no hayan sido condenados por asesinato o delito sexual.

Sin embargo, la legislatura estatal de mayoría republicana aprobó una legislación para reglamentar la enmienda y aprobó exigira a que los potenciales beneficiarios paguen primero sus multas judiciales antes de que sean elegibles para votar, algo que grupos de promoción del voto han criticado por considerar que es un imppuesto ilegal.

Algunos gobiernos locales están eximiendo las tarifas, mientras que otros no. Pero los grupos de defensa no pierden el tiempo. En este momento están registrando votantes y ayudándoles a recaudar dinero para pagar sus tarifas.

Con esto, exconvictos y activistas han elevado sus reclamos que buscan involucrar políticamente a la gente en un estado clave.


En una reunión del ayuntamiento en Fort Lauderdale, Dexter Gunder, organizador regional del sur de la Coalición para la Restauración de los Derechos de la Florida, compartió su historia, así como consejos para que otros se registraran para votar.

“Antes nunca me importaba votar y cosas así. Al pasar por este proceso de encarcelamiento, me hizo tener una perspectiva diferente sobre la votación", explicó Gunder al Gray DC.

"Me involucré en este movimiento y tomé ese dolor y esas malas decisiones y las convertí en buenas decisiones", dijo Neil Volz, subdirector de la Coalición para la Restauración de los Derechos de la Florida, quien fue condenado por un delito grave de fraude. 13 años después, se le concedió votar nuevamente.

“Fue como volverse ciudadano de nuevo. Quiero decir, lloré, nos estábamos abrazando", aseguró Volz al mismo medio noticioso.

Con Florida en el centro de atención para las elecciones de 2020, el Supervisor del Condado de Seminole, Chris Anderson, está unido a las tareas del gobernador para prepararse para la posible afluencia de estos nuevos votantes.

"Voy a hacer mi parte en el tablero para asegurarme de que sus opciones cuentan", dijo Anderson.

Sin embargo, los jueces deciden si es legal evitar que algunos delincuentes voten hasta que se paguen esas multas. Un tribunal federal ya dictaminó que 17 exdelincuentes no podían ser bloqueados para votar, a pesar de que sus deudas no estaban totalmente pagadas, pero esa decisión fue apelada. Un juicio está programado para abril.

Los funcionarios electorales no necesariamente pueden rastrear cuántos exdelincuentes se han registrado para votar hasta ahora. Pero algunos funcionarios notaron un aumento en los registros poco después de que la enmienda entró en vigencia.

Hasta la Enmienda 4, Florida era uno de los únicos cuatro estados cuya constitución efectivamente excluía permanentemente a los ciudadanos con antecedentes penales previos. Antes de esta enmienda constitucional, solo el gobernador de Florida tenía el poder de restaurar esos derechos de voto.

Investigación revela disparidades

Daniel Smith, profesor de carrera en ciencias políticas en la Universidad de Florida sometió evidencia sobre 48 condados que revelan hallazgos "conservadores" porque no pudo acceder a ciertos datos. Pero concluyó que más de 774,000 personas anteriormente encarceladas aún no pueden registrarse para votar porque tienen una obligación financiera legal como resultado de su sentencia.

Smith descubrió que más de 226,000 personas con condenas por delitos graves no deben dinero y son elegibles para registrarse.

La investigación reveló una disparidad racial entre los recién privados de la ley de 2019. Más del 82% de las personas negras debían dinero, en comparación con el 74% de las personas blancas.

En total, Smith concluyó que de las personas que no son elegibles para votar debido a obligaciones financieras legales, más de 424,000 eran blancas y casi 335,000 eran negras.

El informe no incluye datos sobre el registro de votantes por personas con condenas por delitos graves.

Votar en los tiempos del coronavirus: menos electores y sin fiesta para el ganador del Gran Martes

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.