null: nullpx
Presos

Capturan en Florida al último de los 12 presos fugados de una cárcel en Alabama

Brady Kilpatrick, de 24 años, estaba oculto en una vivienda en Tequesta, un suburbio de West Palm Beach, en el estado de Florida, a más de 700 millas (1,126 km) de distancia del centro penitenciario del que se escapó con un grupo de presos el domingo.
2 Ago 2017 – 5:38 AM EDT

El último de los 12 presos huídos de una cárcel en Alabama el pasado fin de semana, que continuaba prófugo, fue capturado este martes en Florida, después de protagonizar junto con sus compañeros una rocambolesca fuga en la que se valieron de mantequilla de maní.

Se trata de Brady Kilpatrick, de 24 años, que fue arrestado a miles de millas después de dos días de persecución, cuando la policía registró la casa en la que estaba escondido cerca del pueblo costero de Tequesta, en Florida, un suburbio de West Palm Beach, informó el alguacil del condado de Martin, William Snyder.


Las autoridades en Alabama lanzaron el domingo una operación de búsqueda para dar con los reos, que en su mayoría fueron capturados entre ese mismo día y el lunes, peor Kilpatrick, encarcelado por delitos de drogas, fue más escurridizo.

Ayuda de su hermana

En el registro de la casa de Tequesta otras tres personas fueron detenidas acusadas de ayudar y fomentar su fuga, incluyendo a su hermana y su prometido que, según las autoridades, recogieron a Kilpatrick en coche en Alabama y lo llevaron hasta el sur de Florida.

Entre los presos recapturados el lunes estaba Christopher Micheal Smith, de 19 años, encarcelado por cargos de intento de asesinato y robo.

Los doce presos escaparon el domingo de la cárcel del condado de Walker, en Alabama, penitenciaría que según su sitio web abrió en 1998, con 250 presos en la actualidad, y de la que ya habían huido algunos convictos anteriormente.

¿Cómo hicieron estos reclusos para escapar? Con un ingenioso truco usando mantequilla de maní.

El sheriff James Underwood explicó a la agencia AP que uno de los presos usó mantequilla de maní para tapar y cambiar el número de una puerta que daba al exterior con el número de la puerta de su celda.


Luego el recluso persuadió a un empleado de la cárcel novato que se encontraba observando una cámara de seguridad desde la sala de control para que abriera el número de puerta que el guardia creía que era de la celda del preso.

El sheriff dijo que en realidad, el guardia terminó abriendo la puerta que daba al exterior, dejándo vía libre a los reclusos.

En su página de Facebook, el Departamento de Policía de Jasper pidió a los residentes de la ciudad quedarse dentro de sus casas y encender la iluminación exterior.

Los fugitivos tenían entre 18 y 30 años y estaban encarcelados por cargos desde intento de asesinato a alteración del orden público.

Las autoridades aclararon que la única persona gravemente herida en todo el incidente de escape fue un recluso que se cortó su pulgar escalando una cerca de alambre.

Esta prisión de California ofrece un curso inusual a sus reos para prepararlos para la vida más allá de las rejas

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Presos Estados UnidosCárcelFloridaLocal

Más contenido de tu interés