Desapariciones

Buscan a madre e hija hispanas desaparecidas en un lago cerca de un centro comercial en Miami

Liliana Moreno, de 41 años y su hija Daniela, de 9 años, están desaparecidas desde hace más de una semana. Una pista recibida por la policía llevó a los agentes a verificar el área de la calle 17 del noroeste y la avenida 127 de la ciudad.
7 Jun 2016 – 3:08 PM EDT

MIAMI, Florida - La intensa búsqueda de una madre e hija colombianas desaparecidas hace más de una semana continuó este martes en un área cercana al centro comercial Dolphin Mall.

Una pista recibida por la policía llevó a los agentes a verificar el área de la calle 17 del noroeste y la avenida 127 con la esperanza de conseguir algún rastro de Liliana Moreno, de 41 años y su hija Daniela, de 9, pero los esfuerozos fueron infructuosos.



El lunes, las autoridades buscaron en terrenos pertenecientes a los Everglades, pero no tuvieron éxito.

Oficiales de la unidad K-9 y agentes de la Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre de Florida (FWC, por sus siglas en inglés), participaron en el rastreo que tuvo lugar en la calle ocho del suroeste y la avenida Krome.

Mientras esto ocurría el lunes, el abogado de Gustavo Castaño, el padre de la menor desaparecida, denunció a los medios que su cliente había perdido el ojo derecho consecuencia de un disparo con una pistola taser por parte de la Policía de Miami Dade.


Esto ocurrió el pasado jueves en la noche cuando las autoridades intentaban evitar que Castaño se suicidara abriéndose el cuello con un cuchillo.

Ante estos alegados, la policía de Miami Dade emitió un comunicado de prensa diciendo que al momento que "utilizaron el aparato de control electrónico para controlarlo y evitar su intento de suicidio", Castaño tomó en sus manos una caja e intentó utilizarla como un escudo "para desviar las puntas del dispositivo de control electrónico".

"Como resultado, una de las puntas golpeó al Sr. Castaño en el ojo", apuntó la policía.

En este momento, Castaño aún se encuentra internado en condición estable en el Kendall Regional Medical Center recuperándose de las heridas.

El abogado de Castaño asegró que en su momento se tomará acción legal por "la golpiza" que alega su cliente recibió por parte de la policía y el "uso excesivo de un taser que lo llevó a perder un ojo".

Liliana y Daniela fueron reportadas como desaparecidas hace una semana cuando la hermana de esta llamó a las autoridades desde Colombia tras no poder comunicarse con la mujer.

Las autoridades no han parado de buscar a madre e hija por aire, en canales cercanos y por tierra, sin embargo no han tenido éxito.

El abogado de Castaño, f igura principal de la investigación, aseguró que este no tiene nada que ver con la desaparición de Moreno y su hija y que ha estado cooperando con los investigadores.

Vea también:

Más contenido de tu interés