null: nullpx
Huracán María

Así abastecen dos médicas desde Miami a los hospitales en Puerto Rico: consiguen medicinas y aviones

En medio de un Puerto Rico con serios problemas de atención médica, la ginecóloga Jennifer Schell y la doctora Dalian Caraballo, ambas residentes en Miami, se han puesto a la tarea de “volver a levantar a la isla“.
13 Oct 2017 – 1:43 PM EDT

MIAMI.- Ha pasado casi un mes del embate del huracán María y todavía hay centros médicos en Puerto Rico que están operando solo con los medicamentos y suministros donados por doctores en Estados Unidos.

Jennifer Schell es ginecóloga y Dalian Caraballo médico general. El 20 de septiembre, día que el huracán María impactó como categoría 4, Caraballo creó un grupo en Facebook llamado Doctoras Boricuas: la mitad de las participantes eran médicos de la isla y la otra mitad de Miami. El propósito fue crear un vínculo por si en algún momento los hospitales o Centros de Diagnóstico Terapéutico (CDT) dejaban de trabajar por desabastecimiento. Lo que a las pocas horas sucedió.

Al ver los desastres que ocasionó María, Schell le propuso dos cosas a Caraballo: una, integrar a los médicos hombres; dos, dividir los esfuerzos, ella se encargaría de los hospitales y Dalian de los CDT.

Jennifer Schell es mitad miamense, porque ahí nació y ahora vive; y mitad puertorriqueña, porque ahí se crió y se hizo doctora. El viernes, junto a su equipo de cinco doctores llamado Doctors4PuertoRico, lograron enviar una avioneta privada con 1,550 libras en medicamentos a un costo de 100,000 dólares. Lo consiguieron al recibir la ayuda de una fundación en Nueva York -de la que no quiso revelar su nombre- y que también se encargó de conseguir el avión.

El proceso que maneja Jennifer es buscar ayuda financiera para pagar las solicitudes de los doctores de distintos hospitales en Puerto Rico. Luego que tiene el dinero, hace el pedido desde su consultorio independiente. Finalmente, y no menos importante, empieza con el proceso de búsqueda de una avioneta que pueda llevar, gratuitamente, la mercancía.

“No me puedo quejar, siempre aparece alguna compañía o persona que acepta llevar en su avión parte de la mercancía”, cuenta Schell a Univision Noticias. “Ahora ya tengo los medicamentos empacados pero estamos esperando a que aparezca un avión“.

Médicos en Florida hacen de lo imposible algo posible por ayudar a Puerto Rico

Loading
Cargando galería


Dalian Caraballo es boricua. Se fue de “su isla“ en 2009 con destino a Ohio para cursar su último año de medicina. De lunes a jueves trabaja como doctora en un centro de detención de ICE. De viernes a domingo trabaja en su propio consultorio.

En total, a su mando, han salido 10 vuelos con aviones llenos de insumos médicos. “El miércoles entró María a Puerto Rico y el sábado ya habíamos enviado nuestra primera ayuda“, cuenta Caraballo. “Siempre hay un angelito que nos envía un avión, cuando más lo necesitamos“.

Y ese “angelito“ volvió a aparecer el jueves en la tarde para transportar más de 30 cajas con utensilios médicos que necesitaban varios hospitales en la isla. Aunque como confirmó Caraballo, siempre buscan socorrer los hospitales más lejanos a la urbe, donde más difícil se le ha hecho al gobierno solucionar la situación.

Caraballo publicó el jueves en la tarde, desde su cuenta de Facebook, cómo su marido comprueba que ya la ayuda está en el avión que los doctores recibirán de manera que puedan seguir trabajando y salvando vidas.


Muy al final del día, cerca de las 11:00 pm, Dalian vuelve a su casa con la satisfacción de haber enviado un cargamento o con la incertidumbre de encontrar un avión. Sin embargo, como nos contó Caraballo, todo se soluciona con una sonrisa de su esposo y un abrazo de su hija.

“Mi esposo me apoya al 100%. Él entiende lo que estoy haciendo por Puerto Rico“, cuenta Dalian vía telefónica. “Mi hija sí se enoja mucho, me dice que por qué estoy tanto tiempo trabajando. ¿Puedes creer? Y apenas tiene cinco años“.

Jennifer Schell se encuentra un panorama muy parecido al de Caraballo cuando llega en la noche a su hogar: un esposo estadounidense que la apoya y que se siente orgulloso de su labor.

“Mi marido todavía está en shock por todo lo que he hecho por ayudar a Puerto Rico. Pero lo llena de orgullo“, nos cuenta Schell.

Doctoras Boricuas y Doctors4PuertoRico seguirán trabajando y enviando ayuda hasta que el gobierno de Puerto Rico emita un comunicado oficial confirmando la normalización en los centros médicos. Hasta que eso ocurra, estas dos mujeres que son la voz de cientos de doctores boricuas, no pararán.

Más contenido de tu interés