null: nullpx
Tiroteos

Amenaza de bomba en Nicklaus Children's Hospital resultó falsa alarma

Las operaciones en el Nicklaus Children’s de Miami volvieron a la normalidad después de recibir una llamada por un supuesto artefacto explosivo.
8 Jul 2016 – 4:26 PM EDT

La operaciones en el Nicklaus Children’s de Miami volvieron a la normalidad el viernes por la noche después de recibir una llamada de advertencia por un supuesto artefacto explosivo.

La policía efectuó un desalojo parcial del centro médico localizado en el suroeste de Miami-Dade poco antes de las 4 p.m. el viernes. Según un miembro del personal, dicha llamada se recibió desde la misma institución de un artefacto explosivo que supuestamente se hallaba afuera del edificio, que anteriormente era conocido como el Miami Children’s Hospital.

Como respuesta se suscitó una fuerte movilización en todo el edificio y los alrededores por la policía de Miami-Dade.

Parte del personal, padres y pacientes fueron desalojados del área de emergencias y los ubicaron en el cinema del hospital para mantenerlos resguardados; a otros los evacuaron al auditorio.

“Hasta ahora no han podido confirmar que exista un tiroteo, pero están tomando todo tipo de precaución necesaria”, dijo el vocero de la policía Daniel Ferrín.

Esas medidas incluyeron perros policiales, agentes de la policía en cada piso y los salones principal del hospital, al igual que helicópteros sobrevolando el campus de este centro médico.

Jabneel Díaz, una empleada de Univision, se encontraba por coincidencia en la sala de emergencias del hospital con un familiar.

“Se escuchó un corre, corre”, dijo Díaz. “Todos pensamos al momento que era una emergencia médica, pero poco después llegaron hasta donde yo estaba y nos sacaron a todos corriendo de emergencia hacia el pasillo en el lobby principal…y nos mandaron a sentarnos en el piso”.

Horas después alrededor de las 5:00 p.m. la policía no había encontrado un detonante explosivo, pero decidieron desalojar a todos los padres y niños que se hallaban en el primer piso del hospital hacia una calle aledaña. La mayoría de los niños que están hospitalizados en los otros pisos permanecieron en sus cuartos bajo supervisión policial.

No existen reportes oficiales de lesionados o fallecidos, pero si hubo casos de algunos que necesitaron atención médica en la calle después de no poder ingresar al hospital.

Alrededor de las 6:30 p.m. la policía dio el buen visto de que no existía una amenaza, y le permitieron a todos los que esperaban afuera entrar de nuevo al hospital.

Detectives buscan a la persona que originó dicha llamada.


Más contenido de tu interés