Criminalidad y Justicia

Un empleado de correos robó más de 6,000 tarjetas de crédito para darse una vida de lujos

Tras años trabajando en el servicio postal, un hombre decidió desviar esta delicada correspondencia que pasaba por sus manos para venderla en el mercado negro y obtener un sobresueldo que le permitió comprarse dos BMW y productos de Gucci y Prada.
6 Jul 2016 – 10:50 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Un exempleado del Servicio Postal de Estados Unidos (USPS) aceptó declararse culpable de robar 6,240 tarjetas de crédito que pasaban por sus manos antes del reparto con el fin de adquirir objetos de lujo que iban desde dos automóviles BMW hasta más de 20 bolsas de marcas de lujo.

El acusado, Chinh Vuong, de 48 años, compareció este martes ante un tribunal federal en Santa Ana, en el sur de California, y podría enfrentar hasta una pena máxima de 32 años por los cargos de conspiración para cometer fraude bancario y otro de robo de identidad con agravantes, según la Fiscalía de Estados Unidos para del Distrito Central de California.

Vuong trabajó en el centro de distribución de correo del Servicio Postal en Santa Ana desde 1989 como funcionario que manipulaba las cartas para su envío posterior. Los crímenes que se le atribuyen no empezaron, sin embargo, hasta el 4 de octubre de 2014 y continuaron hasta su detención el 6 de octubre de 2015.

Según la Fiscalía, durante ese año, Voung tomó posesión de las tarjetas de crédito que pasaban por sus manos emitidas por instituciones como Chase Bank y American Express para venderlas en el mercado negro. El acusado recaudaba 500 dólares por 11 tarjetas y 5,000 por más de 130.

Al final de mes, el antiguo empleado de correos ingresaba un sobresueldo de 6,000 dólares a cuenta del negocio ilícito.

En octubre de 2015 las autoridades federales registraron la vivienda de Voung en Garden Grove y decomisaron 199 tarjetas de crédito robadas, 2 coches BMW y bolsas de mano de Prada, Louis Vuitton y Gucci.

El exfuncionario se declaró este martes no culpable, pero está previsto que se celebre una nueva vista oral próximamente en la que Voung aceptará oficialmente su culpabilidad, tal y como pactó con la Fiscalía, con el objetivo de evitar el juicio fijado para agosto y también obtener una pena menor.

"Este acusado victimizó a miles de clientes postales para financiar una vida de lujo. Esta conducta es contraria a la larga tradición del servicio postal en la que la entrega honesta del correo contribuye a la vitalidad económica diaria de nuestro país", comentó la fiscal Eileen M. Decker.

Lea también:


Más contenido de tu interés