null: nullpx
Muertes

Suspenden dos veces el funeral de su padre por atasco de cadáveres en la morgue

No han podido enterrarlo porque la morgue no tiene capacidad para hacer frente a todos los cadáveres
17 Mar 2016 – 6:38 PM EDT

Los 180 cadáveres acumulados en la morgue de Los Ángeles han obligado a que una familia salvadoreña haya tenido que posponer en dos ocasiones el funeral de su ser querido, un hombre que a sus 83 años solía recoger botes de la calle para ganar dinero y que fue atropellado por un conductor que se dio a la fuga.

El cuerpo de Salvador Mena, quien murió el 29 de febrero, permanecía hasta este jueves en las instalaciones del médico forense ubicadas en Boyle Heights, a donde lo llevaron dos días después de su muerte por ser víctima de un crimen.

La funeraria había programado el sepelio para el 12 de marzo, pero como la autopsia no estaba lista se tuvo que posponer una semana y, debido a que el cuerpo continuaba en la morgue, ahora la fecha de entierro es para el 25 de marzo.


Uno de los hijos del difunto que vive en El Salvador llegó a Los Ángeles el 5 de marzo, pero no ha podido despedidrse de su papá y el boleto de regreso es para el día 22.

Sonia Diaz, la hija con la que Mena vivía en Sur Los Ángeles, comentó que la primera vez que fue a reclamar el cuerpo, el personal forense le indicó que antes de su padre había otros 20 muertos a los que tenían que realizarles autopsia.

“Al otro día que volví a ir, me dijeron que ya nada más faltaban 16”, mencionó a Univision en Los Ángeles la hija que no ha podido darle cristiana sepultura a su papá.

Cadáveres en espera

La semana pasada Mark Fajardo renunció a su cargo como director de la Oficina del Forense del Condado de Los Ángeles al señalar que cuentan con un rezago de seis meses de trabajo que no se ha podido realizar debido a los recortes de personal.

Fajardo declaró que decidió dejar el puesto porque el gobierno del condado ignoró las peticiones que hizo para tener más recursos en su equipo.

El retraso se tradujo en 180 cadáveres a los que no habían podido realizar autopsias ni exámenes toxicológicos para poder entregarlos a los familiares.

En el caso del padre de Sonia Díaz, el retraso en la entrega ya lleva más de dos semanas.

La Oficina del Forense informó que este mismo jueves se realizó la autopsia y que el cuerpo sería entregado a los parientes de forma inminente, aunque en el momento en el que se realizó este reporte no se había producido aún esa cesión.

Lo atropellaron cuando recogía botes

Salvador Mena terminó en el depósito de cadáveres de Los Ángeles debido a que fue víctima de un crimen y su hija solicitó que le practicaran una autopsia.

El pasado 6 de enero, alrededor de las 5:40 a.m., el difunto fue atropellado cuando cruzaba la intersección de las calles 42 y Ascot, en Sur Los Ángeles.


A esa hora de la mañana el hombre recogía botes de aluminio en las calles, una actividad que solía realizar dos o tres días de la semana para ganarse unos cuantos dólares y comprarse sus cosas, contó la hija.

El conductor se dio a la fuga dejando a su víctima en el asfalto con varias costillas rotas y el hueso de una pierna fracturado, por lo que permaneció más de un mes hospitalizado.

Para el 25 de febrero Salvador Mena fue trasladado a un centro de convalecencia de Van Nuys, donde murió de manera repentina cuatro días después.

Cuando una persona muere en un hospital o bajo cuidado médico, no es necesario llevarlo a la morgue para determinar las causas de la muerte, pero en este caso la hija pidió que le realizaran una autopsia. El Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) tiene un caso criminal abierto por este caso de “hit and run”.

RELACIONADOS:MuertesFuneralesHit and RunLocalHispanos

Más contenido de tu interés