null: nullpx
Salud Dental

Siete niños terminan hospitalizados con graves infecciones tras ir al dentista en California

Se cree que hasta 500 menores que fueron atendidos en la clínica Children's Dental Group de Anaheim, en California, podrían estar afectados.
14 Sep 2016 – 4:11 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- La aparente transmisión de una bacteria durante procedimientos odontológicos en una clínica dental infantil en la ciudad de Anaheim, California, borró la sonrisa de al menos siete niños que debido a graves infecciones terminaron hospitalizados y sometidos a cirugías correctivas en las cuales les quitaron dientes y muelas.

Las autoridades sanitarias del condado de Orange, en cuya jurisdicción está el municipio de Anaheim, han contactado a los padres de alrededor de 500 menores que desde el pasado 3 de mayo recibieron tratamientos en la clínica Children's Dental Group, localizada en el 2156 al este de la avenida Lincoln, y que podrían estar sufriendo las consecuencias de la infección.

Mycobacterium abscessus

La peligrosa bacteria en cuestión se denomina en inglés Mycobacterium abscessus y está relacionada aunque de manera lejana y sin suponer riesgos –de acuerdo a las autoridades- con aquellas que causan la tuberculosis, que compromete principalmente a los pulmones y puede contagiarse vía aérea, y la lepra, una enfermedad infecciosa e incurable que mutila partes del cuerpo, de acuerdo a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

La infección se contrajo a través de un procedimiento llamado pulpotomía (una endodoncia en dientes de leche), que se encarga de eliminar la pulpa infectada en los dientes de los niños para evitar su pérdida. Las autoridades resaltaron que no hay mayor riesgo para los pacientes que recibieron otros procedimientos, ni para el público en general.

La clínica, que dejó de operar el pasado 6 de septiembre y que reabriría al término de la investigación sanitaria, indicó que coopera con las autoridades para resolver el problema.

En un comunicado dirigido a los padres de los niños afectados, la Agencia de Salud del condado de Orange señaló que “sólo un pequeño porcentaje” de los niños enfermaron después de que recibieron tratamientos dentales en el Children's Dental Group, aunque cree que más casos podrían haber ocurrido.

“Estamos investigando la posible transmisión de la bacteria Mycobacterium abscessus a los niños que recibieron tratamientos de pulpotomía en el Children's Dental Group de Anaheim. Uno de los casos se ha confirmado y otros están bajo investigación”, indicó Jessica Good, portavoz de ese agencia.

El organismo subrayó que la bacteria que podría haber infectado a los menores tiene una presencia “común” en el ambiente “y generalmente no supone ningún riesgo para los seres humanos”.

Por una muela picada

Pero el tutor legal de una niña de ocho años aparentemente afectada por una infección contraída en el centro dental y quien pidió no revelar su nombre por temor a perder la custodia de la menor, contó que la niña ha recibido seis cirugías, en las cuales le han retirado muelas y dientes, como consecuencia del procedimiento odontológico por una muela picada que recibió en agosto en la clínica en cuestión.

“En menos de una semana le empezó a salir una bola debajo de la quijada”, contó el hombre, angustiado por la salud y estabilidad emocional de su sobrina. “Le ha afectado mucho, a veces se levanta llorando, no deja que se le acerque nadie”, relató.


El hombre, residente de Anaheim, dijo que en el hospital se topó con otros niños con serias infecciones aparentemente contraídas en dicho centro dental. “Hay otros niños peores que tienen daño al hueso de la quijada, les han quitado parte del hueso. Son niños que tienen 3, 4 y 5 años. A algunos les han quitado todos los dientes de un lado de la cara”, expresó.

"El número de pacientes afectados ha sido un porcentaje muy pequeño", aseguró Sam Gruenbaum, el director ejecutivo de Children's Dental Group, empresa que tiene 10 clínicas en California. Los casos se han registrado solo en las instalciones de Anaheim.

En un comunicado remitido a Univision, aseguró que las la compañía sigue "la esterilización estándar de la industria y las prácticas preventivas" y que han dejado de realizar pulpotomías mientras se investiga lo ocurrido.

El tutor de la niña infectada pidió que al menos se le indemnice con el costo de los tratamientos odontológicos correctivos a los que se ha sometido a su sobrina. Él comentó que los dentistas le indicaron que es posible que la menor requiera de más cirugías. Desde agosto, dijo, ha perdido unos 30 días laborales por acompañar a su sobrina a los centros médicos y ella, una semana de escuela.

“Me gustaría que se aseguraran que hicieran lo correcto en la clínica, que todo esté en regla”, dijo.

Lea también:


Más contenido de tu interés