null: nullpx
Condenas

Sentencian al joven que gritó “¡Muere! ¡Muere! ¡Muere!” al apuñalar a un menor hispano de 12 años

A la víctima, Juan Martínez, le perforaron el corazón y el pulmón con un cuchillo de 10 pulgadas cerca de una secundaria en la ciudad de Anaheim, California, en junio de 2011. Cursaba el séptimo grado.
13 May 2017 – 6:00 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Un joven que apuñaló fatalmente a un adolescente de 12 años mientras le gritaba “¡Muere! ¡Muere! ¡Muere!” cerca de una secundaria en Anaheim, California, fue sentenciado este viernes a cumplir una condena de 16 años a cadena perpetua en la cárcel.

Bryan Ocampo tenía 18 años cuando aquella tarde de junio de 2011 se le acercó a Juan Martínez, de 12 años, para confrontarlo y luego apuñalarlo en tres ocasiones con un cuchillo de 10 pulgadas de largo. Según los fiscales, la navaja perforó el corazón y el pulmón del menor. El ataque ocurrió cerca de la secundaria Sycamore, donde Martínez cursaba el séptimo grado. Era el último día del ciclo escolar.


Ocampo, ahora de 24 años, era entonces miembro de una pandilla de tagging llamada DTA (Downtown Anaheim), mientras que Martínez pertenecía a la banda STL (Skies The Limit). La muerte del adolescente estremeció a esta ciudad ubicada en el condado de Orange y la Policía alertó a los padres sobre estos grupos que consideró un camino hacia las pandillas callejeras.

Durante el juicio, Ocampo, cuyo apodo en DTA era “Moto”, dijo que sólo quería asustar a Martínez.

La fiscal del condado de Orange, Cynthia Herrera, indicó en las declaraciones iniciales del juicio que este joven había gritado “¡Muere! ¡Muere! ¡Muere!” cuando atacó al adolescente. “Esas fueron las palabras del acusado cuando apuñaló a Juan Martínez, de 12 años, afuera de su escuela. Una, dos, tres veces”.

Un jurado determinó en diciembre que Ocapo era culpable por asesinato en segundo grado, rechazando la acusación de homicidio en primer grado.

Este viernes, el juez Steven Bromberg expresó antes de emitir su sentencia que el asesinato de Martínez fue “más allá de lo impensable” y agregó que Ocampo “sabía lo que estaba haciendo. Tuvo mucho tiempo para pensarlo”.


Cinco casos de menores desaparecidos que conmocionaron a sus comunidades

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés