null: nullpx
Racismo

Protestan por la omisión de Trump en actos de violencia y odio de supremacistas blancos

En varias ciudades de California se llevaron a cabo protestas por segundo día consecutivo en contra del racismo luego de los hechos violentos registrados el sábado en Charlottesville.
14 Ago 2017 – 9:54 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Por segundo día consecutivo en California se registraron protestas en contra de supremacistas blancos que desataron un acto de violencia en Charlottesville, Virginia, el cual terminó con tres personas muertas y más de 30 heridos.

Los manifestantes criticaron al presidente Donald Trump, quien tras lo sucedido el sábado no condenó a los grupos neo-nazis que participaron en el violento acto.

Este domingo cientos de personas se congregaron afuera del City Hall de Los Ángeles para denunciar a los nacionalistas blancos que en California también han protagonizado hechos violentos.

Los manifestantes condenaron el racismo y la xenofobia al marchar pacíficamente por las calles del centro de la ciudad coreando frases como: “No Trump, no KKK, no fascist USA” y “No hate, no fear, immigrants are welcome here”.

Las pancartas se referían a los supremacistas blancos como “escoria nazi” y criticaban “el silencio de la Casa Blanca” al no condenar de manera directa a los grupos neo-nazis que habrían provocado la violencia.


'La Mujer Maravilla' y muchos más no pueden creer que todavía estén protestando contra los nazis

Loading
Cargando galería


La omisión de Trump


Durante la noche del sábado en Oakland se registraron masivas protestas que obligaron al cierre de una de las principales autopistas.

En San Francisco y San Diego también se llevaron a cabo marchas y vigilias por las víctimas de Charlottesville.

Las movilizacones fueron improvisadas y en respuesta a lo sucedido el sábado en Charlottesville, donde una marcha de supremacistas blancos se topó con una contramarcha y terminó en violencia cuando un hombre blanco arrolló a una multitud de contramanifestantes.


Una mujer, identificada como Heather Heyer, de 32 años, murió. Alrededor de 35 personas más resultaron heridas en el atropellamiento, mientras que dos oficiales de policía murieron al desplomarse el helicóptero en el que se dirigían para responder a la emergencia.

Los nacionalistas blancos protestaban por los planes de la ciudad de Charlottesville para remover una estatua de un general confederado de la Unión de Estados del Sur durante la guerra civil de Estados Unidos que se oponían a la abolición de la esclavitud.

Las críticas contra el presidente Trump arreciaron cuando al declarar sobre lo sucedido en Charlottesville, culpó de la violencia a “muchas partes” y no condenó a los grupos de neo-nazis que protagonizaron el acto de violencia que fue considerado un ataque de odio.

En su discurso, Trump no hizo referencia a los grupos de nacionalistas blancos, cuyos líderes han apoyado su presidencia.

Por su parte, el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, emitió una declaración en la que señaló: “Los angelinos y gente de todas partes condena estos actos de odio y están profundamente entristecidos por la pérdida de vidas y heridos. Estamos con el alcalde de Charlottesville Mike Signer y con todos en su ciudad con esperanza y oraciones para que se restablezca la paz”.


Dos reacciones diferentes a Charlottesville


RELACIONADOS:RacismoProtestasViolenciaCaliforniaMuertes

Más contenido de tu interés