Protestas

Protestan contra abusos sexuales en la graduación de la Universidad de Stanford

Pancartas con mensajes como "violación es violación" y "Stanford protege a los violadores" desfilaron en la ceremonia de graduación de este fin de semana en la prestigiosa universidad en respuesta al caso de abusos sexuales de uno de sus exalumnos.
13 Jun 2016 – 11:32 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Varios estudiantes de la Universidad de Stanford protestaron convirtieron la ceremonia de graduación del domingo en una reivindicación contra los abusos sexuales en el campus motivados por el caso del atleta Brock Turner, quien este mes de junio recibió una sentencia mínima de 6 meses de cárcel tras ser condenado por tres cargos de asalto sexual a una mujer, de la que abusó cuando en 2015 cuando ella estaba inconsciente.

Durante el evento, que se llevó a cabo en las instalciones del Estadio Stanford, los alumnos portaron letreros con mensajes citando la incidencia de asaltos sexuales y hasta acusando a la universidad directamente de "proteger a los violadores".


A lo largo de la jornada también se vio un mensaje aéreo que hizo un llamado a “proteger a las víctimas y no a los violadores”. El letreo que sobrevoló por el Estadio Stanford además incluyó el hashtag #PerskyMustGo, la campaña en las redes para expulsar de los tribunales al magistrado Aaron Persky que encabezó el juicio contra Turner.

La protesta se convocó en los días antes de la ceremonia de graduación a través de las redes sociales, donde los organizadores indicaron que la manifestación se realizaría durante el “Wacky Walk”, una caminata excéntrica en la que los estudiantes pueden llevar incluso un disfraz en el trayecto de su asiento a recoger su diploma de graduación.

De acuerdo con el periódico de la universidad, Stanford Daily, la organizadora de la manifestación, Brianne Huntsman, tenía como su meta destacar tres puntos con el acto de protesta: reconocer el dolor de la víctima, honrar a la víctima en el caso de abuso y hacer un llamado para una nueva inspección del ambiente en el campus.

Ataque sexual que ha generado indignación en EEUU

La noche del 17 al 18 enero de 2015, Brock Turner fue sorprendido abusando sexualmente de una joven de 23 años, bajo los efectos del alcohol, detrás de un basurero en un área pública de la universidad.

Dos estudiantes intervinieron para detener al joven de 20 años. La víctima no recobró el conocimiento hasta horas más tarde.

Turner culpó de sus actos a la "cultura de las borracheras" que supuestamente existe en la comunidad estudiantil. Mientras que su padre refirió que “20 minutos de acción” no deberían arruinar la vida de su hijo, un nadador que apuntaba para competir en las Olimpiadas.

El jueves 2 de junio, la sentencia que podría haberle supuesto 14 años de prisión, fue de 6 meses y fue girada por el magistrado Aaron Persky, de una corte de Santa Clara, California.


Persky consideró que una pena severa podría tener un “impacto severo” en el atleta, quien deberá pasar tres años de libertad condicional y registrarse como delincuente sexual el resto de su vida.

La sentencia, considerada “injusta” por cientos de miles de personas provocó una ola de indignación que ha llevado a reunir más de un millón de firmas para expulsar al magistrado de la judicatura.

Lea también:


Más contenido de tu interés