Polémica

Polémica por video que muestra un perro policía mordiendo a un hombre esposado en San Diego

"Incómodo", "incómodo", gritaba el detenido que ya estaba inmovilizado y tenía aún al perro agarrando su brazo. Las fuertes imágenes encendieron el debate de si era lo correcto por parte de las autoridades.
13 Jul 2017 – 6:38 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Las imágenes grabadas por un transeúnte en un arresto policial en San Diego han creado un revuelo en las redes sociales: un perro de la Policía muerde sostenidamente a un hombre que está esposado bocabajo en el suelo y no puede defenderse.

En el video, publicado en Facebook por Ángel Nuñez, se puede ver cómo el detenido se queja y grita desesperado "incómodo", "incómodo", mientras un agente busca safar al animal que sigue prendido del brazo del hombre y otros dos policías sostienen sus piernas.

El usuario posteó la grabación en su cuenta el lunes por la noche y escribió: "Definitivamente hay algo mal en esta imagen". Un segundo video, también de Nuñez, muestra los momentos antes del arresto, en los que el sospechoso le grita en tono amenazante a los policías.


De acuerdo con el teniente Scott Wahl, de la Policía de San Diego, mucho del incidente no fue captado en video; sin embargo, las fuertes imágenes del animal mordiendo el brazo del hombre por al menos 30 segundos levantaron la polémica entre los usuarios de redes.

"Aunque estos videos pueden ser gráficos a la hora de verlos, recuerden que nuestros caninos son extremadamente efectivos en el desescalamiento de situaciones y previniendo niveles elevados de fuerza para el arresto de personas", aseguró Wahl al diario San Diego Tribune.

Y es que lo que desencadenó su detención fue precisamente un peligroso comportamiento, pues minutos antes de ser neutralizado por el perro de las autoridades, el sujeto estaba corriendo sin camisa en medio de una calle transitada por vehículos, tratando se arrancar las señales de 'stop' del suelo y retando a los transeúntes a pelear.

Los policías asistieron a la escena acompañados del can luego de la llamada al 911 de varias personas que alertaban de un individuo que actuaba de manera inapropiada en la calle.

El teniente de la Policía de San Diego incluso detalló que el hombre es acusado de golpear a un taxista e intentar robar una moto. Tras su detención, le presentaron cargos por robo, agresión y estar bajo la influencia de las drogas.

Aunque surgieron muchos comentarios cuestionando que lo que hicieron el policía y su perro estuviera bajo las políticas del departamento policial, Wahl indicó que ambos hicieron lo que están entrenados para hacer, pues los perros policía son enseñados a morder y dejar su mandíbula allí mismo para evitar que muerdan en repetidas ocasiones y cause más daño.

Además, estos animales no responden a un comando de voz para liberar su mandíbula, sino que son los agentes que tienen que poner presión en ella para soltarlos y así asegurarse de tener el control, una técnica que toma tiempo, según las autoridades.

Vea también:

En fotos: Protestas en las calles de California por supuesto abuso policial

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés