null: nullpx
Narcotráfico

Owen Hanson, de atleta universitario a líder de una organización criminal internacional

Un exjugador de fútbol americano de la Universidad del Sur de California (USC) fue sentenciado a más de 21 años de prisión por liderar una red delictiva que traficó grandes cantidades de droga y operó un sistema de apuestas ilegales en distintos países.
16 Dic 2017 – 11:58 PM EST

LOS ÁNGELES, California.- En solo una década, la vida Owen Hanson dio un giro sorprendente. Pasó de ser un jugador de fútbol americano y voleibol de la Universidad del Sur de California (USC) a ser un 'empresario exitoso' que vivía en Beverly Hills, conducía un Porsche Panamera, viajaba por el mundo con fajos de billetes, apostaba fuerte en los casinos de Las Vegas y sus fiestas eran con atletas profesionales.

Pero esa careta se le cayó en septiembre de 2015, cuando 30 agentes federales lo arrestaron en un campo de golf en San Diego, California. Entonces se supo que Hanson, ahora de 34 años, se hizo rico liderando un imperio criminal que incluía apuestas ilegales, tráfico de droga y lavado de dinero en Estados Unidos, Centro y Sudamérica, así como en Australia.

Según las autoridades federales, su organización delictiva traficó miles de kilos de cocaína, marihuana, heroína, metanfetamina y esteroides anabólicos de 2012 a 2016, lo cual le dejó ganancias millonarias. Hanson, un hombre fornido y carismático, aceptó a principios de este año ante un tribunal que la red que lideraba distribuyó narcóticos por mayoreo y menudeo, incluyendo sustancias para mejorar el rendimiento de los deportistas.

En total, 22 personas fueron acusadas de ser parte de lo que la Fiscalía de EEUU catalogó como una "sofisticada empresa criminal internacional" llamada ODOG, el apodo de Hanson, quien este viernes fue sentenciado a más de 21 años en prisión.

La corte también le ordenó pagar 5 millones de dólares a través del decomiso de monedas de oro y plata valuadas en 100,000 dólares, su Porsche Panamera, dos camionetas Range Rover, relojes de lujo, casas en Costa Rica, Perú y Cabo San Lucas (México), un velero, así como intereses en varios negocios. Todas estas propiedades, según la Fiscalía, fueron conseguidas a través de sus actividades ilícitas.

Hanson, quien jugó en el equipo Trojans de USC, amenazaba y usaba la violencia contra sus deudores en los juegos de apuestas y venta de drogas.

Durante su juicio, el apostador profesional Robert 'R.J.' Cipriani, alias 'Robin Hood 702', testificó que en 2011 Hanson le entregó más de dos millones de dólares para jugarlos en un casino de Australia y que tras enterarse que el dinero era de procedencia ilícita, este lo perdió intencionalmente.

Como consecuencia, el jefe de los ODOG se lo cobró al estilo de los mafiosos: le envió imágenes de decapitaciones y una fotografía de la lápida de su madre cubierta de pintura de color rojo, simulando ser sangre.

"El dinero no duerme"

El juez William Q. Hayes explicó que la sentencia contra Hanson se justificaba por el "asombroso" nivel de sus negocios criminales. "Es difícil entender cómo llegaste aquí, aparte de la codicia", le dijo al condenarle.

Entre los colaboradores de los ODOG están un exjugador de la NFL que se encargada de distribuir narcóticos en Arizona, un investigador privado de Hollywood que localizaba a sus deudores, un contador de San Diego que le ayudó en las operaciones de lavado de dinero y un 'cobrador' que en una ocasión viajó del sur de California a Minneapolis para atacar a un apostador moroso.

De acuerdo a documentos judiciales, la carrera delictiva de Hanson comenzó cuando era futbolista en USC y vendía droga y esteroides a sus compañeros, luego usó su título de negocios y sus conexiones con deportistas para "construir una empresa criminal" que se fue extendiendo por varios países.

En los días previos a su arresto, Hanson se comunicó con un agente encubierto del FBI para coordinar la venta de un cargamento de metanfetaminas. Al sellar el trato, el narco expresó en un mensaje de texto: "Te dije que no nos vamos a la mierda" y agregó que él no descansaba porque "el dinero no duerme".

Los fiscales aseguran que cuando los agentes federales pusieron a Hanson tras las rejas su organización estaba en pleno ascenso. "Hanson no mostró signos de detener esta actividad delictiva. Se jactó ante los agentes encubiertos sobre el éxito de su operación y sus aspiraciones de ser aún más grande", indican los expedientes.

"Las organizaciones transnacionales de crimen organizado como ODOG representan un peligro para la seguridad de nuestras comunidades, país y socios internacionales", expresó el fiscal federal Adam Braverman, en un comunicado.

"Desde el envío de enormes cantidades de drogas peligrosas por todo el mundo y la operación de empresas ilegales de apuestas, hasta el lavado de millones de dólares en ganancias criminales, la amplitud y alcance de la actividad ilícita de Hanson fue realmente asombrosa y se refleja directamente en la larga sentencia impuesta de más de dos décadas", agregó el funcionario.

A Hanson le siguieron la pista desde Australia, cuando la Policía descubrió más de 700,000 dólares en una maleta en posesión de sus socios. El FBI en San Diego comenzó a investigarlo por sus vínculos con una operación de juego en Perú llamada 'Macho Sports'. Tras las declaraciones de Cipriani, el apostador que testificó en su contra, el caso incluyó fuentes confidenciales y un agente encubierto.

En su natal Redondo Beach, una ciudad costera del condado de Los Ángeles, él construyó una elegante residencia con una piscina y una "sala de tequila". Una de sus paredes tenía una decoración en forma de un rifle AK-47 con el logo de su tienda de ropa favorita, Louis Vuitton.

En su cuenta de Twitter quedaron los últimos rastros de su vida como capo millonario: alardeaba que manejaba una camioneta Range Rover blanca ("el color de la cocaína") y que solía visitar Rodeo Drive, el distrito comercial de Beverly Hills. "Uno para el dinero, dos para el show", escribió en su perfil.

Vea también:



Tijuana, los tiempos violentos del narco 2008-2010

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.