null: nullpx
Inmigración Nuevas Reglas

Once ciudades de California instruyen a sus policías en el arresto de indocumentados

Pese a que la mayoría de ellas se han definido como santuario, estas localidades tienen un manual de policía que da luz verde a sus oficiales para detener a quien consideren es indocumentado. El documento apunta como un factor de sospecha el poco dominio del idioma inglés.
13 Abr 2017 – 10:10 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- A pesar de que California es prácticamente un estado santuario para los inmigrantes, luego de que las agencias del orden de condados y municipios han determinado no realizar tareas de inmigración, al menos 11 ciudades cuentan con un manual de procedimientos policiales que contradice esa postura.

El manual de policía de esa decena de ciudades establece que los oficiales pueden arrestar a quien consideren que puede ser inmigrante indocumentado.

Ese libro de normas y procedimientos para los agentes del orden precisa que el arresto puede hacerse bajo la "sospecha razonable" de que esa persona cometió un delito menor al entrar a Estados Unidos violando las leyes federales.

Entre los factores para determinar esa "sospecha razonable" sobre la condición de indocumentado de una persona, está el poco dominio que tenga del idioma inglés, refiere el manual redactado por la empresa Lexipol.

Las 11 ciudades de California adquirieron desde hace varios años ese manual de Lexipol, una empresa en el condado de Orange que redacta las políticas para las corporaciones policíacas.

Una de esas ciudades es Culver City, en el condado de Los Ángeles, la cual el mes pasado se declaró ciudad santuario.

Como Culver City, la mayoría de los departamentos policíacos que basan sus políticas en el manual de Lexipol han recalcado que no colaboran con la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) en la persecución o arresto de indocumentados.

Defensores de derechos civiles establecen que, aunque no se apliquen esas directrices, que pueden encaminar a prácticas ilegales, deben ser borradas en su redacción del manual.

Las 11 en discordia:

Azusa, en el condado de Los Ángeles
Culver City, en el condado de Los Ángeles
Blythe, en el condado de Riverside
Brisbane, en el condado de San Mateo
Fontana, en el condado de San Bernardino
Fremont, en el condado de Alameda
Irwindale, en el condado de Los Ángeles
Laguna Beach, en el condado de Orange
Murrieta, en el condado de Riverside
Rialto, en el condado de San Bernardino
Walnut Creek, en el condado de Contra Costa

"Sospechoso" por su inglés

En estas 11 ciudades hay aproximadamente 817,000 habitantes, de los cuales el 35% son hispanos. En el sur de California se ubican 8 y las otras 3 están en el área de la bahía de San Francisco.

La Unión Americana para las Libertades Civiles (ACLU) y otras organizaciones defensoras de los derechos civiles en California, enviaron este miércoles una carta a Lexipol para exigirle que elimine la redacción confusa de directrices que además serían ilegales, ya que pueden llevar a la práctica del perfil racial y al hostigamiento de los inmigrantes.


“El manual de policía incluye directrices que son anticonstitucionales, ilegales y que pueden ocasionar arrestos y detenciones indebidas”, se lee en la carta a Lexipol.

Las organizaciones piden que se revise y corrija de manera inmediata puntos específicos del manual de policía, como la facultad que tiene un oficial de arrestar a una persona que cometió un delito federal menor al cruzar la frontera sin documentos migratorios.

También se critica el uso de indicadores demasiado generales –como la falta de fluidez en el idioma inglés– para sospechar que alguien cometió un delito federal de inmigración.

“Usar el dominio del inglés como un factor que justifique una detención policial es discriminatorio y viola las leyes estatal y federal”, advirtió Adrienna Wong, abogada de ACLU.


Retratos del fin de la compasión hacia los inmigrantes en la era Trump

Loading
Cargando galería

Para Jessica Karp, directora legal de la Red Nacional de Jornaleros (NDLON), las políticas que alientan a los policías a detener a una persona bajo la sospecha de que es indocumentados deben ser eliminadas de los manuales donde estén escritas, aunque no se practiquen.

“Cuando la policía local se involucra en el negocio de la inmigración, eso socava la confianza de la comunidad y compromete la seguridad pública", agregó Karp.

Lea también:

En video:

Más contenido de tu interés