null: nullpx
Hispanos

No había terminado ni la preparatoria y convirtió tres condenas de cárcel en un título de doctorado

Luis García estuvo preso durante seis años en distintas cárceles del sur de California y pagando una de sus sentencias decidió completar la secundaria y seguir estudiando. Ahora, en libertad, acaba de terminar un doctorado.
26 May 2017 – 12:10 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Luis García tenía 27 años cuando concluyó la preparatoria. La tímida sonrisa que esbozó al recibir el diploma en el otoño de 1995 quedó para el recuerdo en una fotografía. Entonces purgaba una condena de dos años en la cárcel de Lynwood, California, por robar el radio de un auto.

Este mes volvió a posar sonriente frente a la cámara, pero esta vez sosteniendo un título de doctorado, el cual obtuvo en la Universidad Loyola Marymount, en el oeste de Los Ángeles. Su alegría era evidente, porque fue un logro que le costó 22 años de superar múltiples tropiezos. Sin embargo, sin los 'golpes' que le dio la cárcel -dice él- quizás no lo hubiera logrado.

"Yo siempre digo: no abandones la esperanza", aseguró García, hijo de un mexicano, en una entrevista con Univision Noticias.

Este angelino de 48 años decidió cambiar su destino estando en una penitenciaría. Desde los 18 años, él estuvo tras las rejas durante seis años, en tres períodos. La última vez solo permaneció libre 90 días, antes de que violara su libertad condicional y regresara a un penal.

Bajo custodia se enteró de un programa del Sheriff del condado de Los Ángeles (LASD) que ofrece clases para los reos adultos que no han concluido la preparatoria. Luis optó por ponerse a estudiar y su vida cambió.


"Me sentí bien, me sentí libre, que había logrado lo que muchos de mis amigos; ellos tenían hijos, una linda familia, un buen ambiente. Y yo era el único que no", relató.

Al salir de la prisión, García estaba más motivado que nunca y se inscribió de inmediato en el Colegio Comunitario Rio Hondo, en Whittier. Pero un problema sin resolver, el alcoholismo, lo volvió a meter en problemas. Una vez más terminó en una celda, arrepentido de sus errores.

"Fue muy difícil salir del alcoholismo", dice. "Cada vez que me metí en problemas estaba borracho".

Esa tercera fue su vencida: el 25 de septiembre de 1997 salió de la cárcel decidido a no volver jamás.

"Es tiempo para un nuevo capítulo"

En el otoño de 1998, García se inscribió en la Universidad Loyola Marymount, donde obtuvo un título profesional tres años después. Como su meta era continuar su educación, se matriculó en una maestría en trabajo social en la Universidad del Sur de California (USC), certificado que recibió en 2007.

Pero ahí no paraba su deseo. Quería seguir estudiando para obtener un doctorado y regresó a Loyola Marymount para hacerlo. Así, el pasado 7 de mayo Luis García se graduó como doctor. "Ha sido una larga jornada, estoy muy contento. Es como el final del camino y ahora es tiempo para un nuevo capítulo”, dice.


El programa 'Encarcelamiento basado en la educación’, que el Sheriff angelino ofrece en siete cárceles, ha sacado del bache a muchos reos. Su meta es ofrecer un certificado académico, habilidades vocacionales y capacitación laboral, como parte de su proceso de reinserción a la sociedad. Actualmente más de 1,300 presos participan en el programa de educación de preparatoria.

En 2016, 93 reos lograron graduarse. "Recibieron sus diplomas estando en custodia", dijo el teniente Rubén Durán, supervisor del programa.

Durán indicó que el propósito es que los reos se preparen para el complicado proceso de encontrar un empleo. "Queremos darles esa oportunidad, las habilidades que ellos necesitan para salir y poder contribuir a la sociedad", mencionó el teniente.

A García, quien trabaja como analista de programas en una agencia de salud pública, le interesa ser un académico, administrativo en una institución universitaria o un investigador. Uno de sus proyectos profesionales en mente es analizar el encarcelamiento de los hispanos, quienes constituyen el 49% de los reos en los penales de California.

"En la cárcel básicamente sobrevives, pero de esa experiencia puedes lograr lo que quieras", dice.

Así se vive en el 'Pabellón de la muerte' de California

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés