null: nullpx
Abuso Infantil

Maestro que era ‘turista sexual infantil’ enfrenta pena de 190 años en prisión

Quien fuera profesor del Distrito Escolar de Santa Ana viajó en múltiples ocasiones a Filipinas para tener relaciones sexuales con niñas de incluso ocho años, según la acusación federal.
21 Nov 2016 – 6:01 PM EST

LOS ÁNGELES, California.- A Robert Rubén Ornelas se le conocía en la ciudad de Santa Ana, California, como un maestro y entrenador de un equipo infantil de softball, pero en Filipinas lo identificaban como el ‘turista sexual’ que tenía relaciones con niñas y que solía filmar sus aberraciones.

Ornelas, de 65 años y residente de Santa Ana, viajó en múltiples ocasiones a ese país asiático para sostener encuentros íntimos con niñas de incluso ocho años de edad, según la acusación federal.

La fiscalía federal le interpuso dos cargos por conducta sexual en un país extranjero, tres por producción de pornografía infantil y dos más por posesión de pornografía infantil.

Hace unos días, quien fuera profesor del Distrito Escolar Unificado de Santa Ana, donde el 96% de los alumnos son de origen latino, fue declarado culpable de siete ofensas por explotación infantil tras un juicio de seis días. El veredicto está relacionado a evidencias por tres viajes que este realizó a Filipinas en los años 2006, 2008 y 2012.

Dos de sus víctimas viajaron a Estados Unidos para testificar en su contra durante el juicio.

“Durante los tres viajes, Ornelas tomó videos del abuso sexual y trajo las imágenes con él cuando regresó a Estados Unidos”, indicó la procuraduría Federal.

Ornelas se enfrenta a una condena máxima de hasta 190 años en una prisión federal, incluyendo penas mínimas obligatorias de 15 años en la cárcel por cada uno de los tres cargos por producción de pornografía infantil, precisó la fiscalía. Su sentencia está programada para el 27 de febrero

“Los pedófilos en Estados Unidos no escaparán a su enjuiciamiento viajando al extranjero para victimizar a los niños”, dijo la fiscal federal Eileen M. Decker en un comunicado.

“La ley federal contiene disposiciones diseñadas para proteger a los niños, ya sea que vivan en Estados Unidos o en el extranjero. Este caso sirve como lección y advertencia a cualquier otra persona que esté considerando un viaje para tener sexo con menores”, agregó la funcionaria.


La práctica del ‘turismo sexual’ de Ornelas quedó al descubierto en 2013, cuando las autoridades federales recibieron una pista de que poseía una gran cantidad de pornografía infantil. Las sospechas se confirmaron tras ejecutar una orden de cateo: los investigadores encontraron imágenes, videos e información en la computadora y dispositivos digitales del maestro.

“Esta convicción debe servir como una advertencia a todos los depredadores sexuales que creen equivocadamente que pueden evadir la justicia violando la inocencia de los niños en el extranjero”, señaló Joseph Macías, titular de la oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) en Los Ángeles.

“No puede haber lugar para el abuso de niños extranjeros por parte de nuestros ciudadanos y el HSI tratará de defender los derechos de esas víctimas, no importa cuán lejos vivan de nuestras costas”, agregó Macías.

Este caso fue investigado por el equipo especial contra la explotación infantil del condado de Orange, que incluye agentes del HSI, la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), la Policía de Newport Beach y el Sheriff del condado de Orange.

Publicidad