null: nullpx
Planeta

Los incendios forestales de 2017 en EEUU afectaron la atmósfera tanto como una erupción volcánica

Es verdad que no es una competencia, pero la American Geophysical Union hizo esta comparación para mostrar la magnitud de la contaminación: el análisis muestra cómo el impacto del humo se registró fuera de Estados Unidos tras los incendios del verano pasado.
10 Mar 2018 – 02:45 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Los incendios de California en 15 impresionantes fotografías

Loading
Cargando galería

San José, California.– Los incendios que se propagaron por California, Oregon, Columbia Británica, Montana y en otras áreas el verano pasado ardieron tan poderosamente que su humo penetró en la estratosfera, dio la vuelta al globo en aproximadamente dos semanas y permaneció allí a niveles mensurables durante varios meses, un fenómeno similar al que se registra cuando hay una erupción volcánica moderada.

Es verdad que no es una competencia. Las erupciones volcánicas causan, en no pocos casos, muchos daños significativos sobre las personas y también el clima. Sin embargo, un nuevo análisis de la American Geophysical Union hizo esta comparación para mostrar la magnitud de la contaminación y la amenaza que representan estos incendios para la salud y los ecosistemas.

Según el reporte oficial, la temporada anterior superó a todos los demás registros de incendios forestales documentados desde el comienzo de las observaciones estratosféricas en la década de 1980.

"La temporada de incendios de 2017 en Norteamérica fue una de las más destructivas en la historia reciente, rompiendo numerosos récords regionales por la superficie quemada y los costos incurridos. Millones de acres quedaron humeantes, desmoronando centenares de casas y estructuras. Más de 280,000 empleados y 1,900 camiones de bomberos fueron desplegados durante el pico de la temporada de incendios de 2017", explicó el Servicio Forestal de Estados Unidos.

Pero contrario a lo pensado, el impacto de los incendios estadounidenses no solo fue para EEUU sino para el mundo.

"Este evento fue tan grande y sus incendios fueron tan poderosos que no solo inyectaron material en la estratosfera, sino que inyectaron suficiente material que la estratosfera fue contaminada a escala hemisférica, como sucede con las erupciones volcánicas moderadas", dijo Sergey Khaykin, científico atmosférico de la Universidad de Versalles (UVSQ) en Francia y autor principal del nuevo estudio en Geophysical Research Letters.

Khaykin explica que cuando un volcán entra en erupción, arroja ceniza y sulfuro gaseoso hacia el cielo. La ceniza cae más tarde, pero el azufre reacciona cuando está en el aire y finalmente se condensa en partículas de aerosol. Los aerosoles tienden a reflejar la luz solar lejos de la Tierra, enfriando eficazmente su superficie y proporcionando, temporalmente, un clima más fresco.

Por su parte, los incendios también envían hacia la atmósfera aerosoles, pero generalmente son insuficientes para llegar hasta la estratosfera (de seis a 10 millas de la superficie terrestre).

Las partículas de humo tras estos los incendios dieron la vuelta al globo en aproximadamente dos semanas y permanecieron en la estratosfera durante varios meses.

Así, por ejemplo, el 16 de agosto, las plumas más gruesas se vieron sobre Athabasca Lake, Canadá. En tres días, la vanguardia de la pluma llegó a Francia. Un día después, había avanzado a Siberia. La pluma reapareció por encima de Canadá poco después - había dado la vuelta al mundo en aproximadamente dos semanas.

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:PlanetaLocalIncendiosCalifornia

Más contenido de tu interés