Planeta

Los incendios comienzan a dar un respiro al norte de California tras una semana de agonía

Tras siete días de lucha constante contra una veintena de incendios infernales, algunos de estos voraces fuegos comienzan a ceder. Un poco de humedad y lluvia debido a una tormenta fría que baja de Alaska podrían darle una mano a los bomberos para combatir las llamas este jueves y viernes.
16 Oct 2017 – 5:03 PM EDT

SAN JOSÉ, California.- Lo que en algún momento llegaron a ser más de 20 incendios forestales en todo el estado ahora se han consolidado en 14. Este lunes los bomberos dan un parte un poco más alentador que los últimos seis intensos días: algunos de los fuegos ya empiezan a debilitarse.

"Sentimos, en nuestras entrañas, como bomberos, que las cosas van bien", dijo Bret Gouvea, jefe de bomberos del Departamento de Forestación y Protección de Incendios (Cal Fire).

El incendio en Atlas que consumió 51,000 acres, que destruyó miles de casas y cientos de viñedos en el condado de Napa, está contenido en más del 68%. Por su parte, el incendio Tubbs, que calcinó más de 36,000 acres y mató al menos a 22 personas de Calistoga a Santa Rosa, ya está controlado en un 70%.

Quizás no son aún todas las buenas noticias que se añoran, pues aún permanecen fuegos activos, pero sí un poco de esperanza para la región vinícola que ha sido víctima de uno de los fuegos más destructores y mortíferos de su historia, anunció este lunes Cal Fire.


El recuento de las autoridades cifra en 41 las víctimas mortales de esta catástrofe natural y aún enlista más de 200,000 acres de tierra calcinadas y con ellas, unas 5,700 estructuras entre viviendas y otras edificaciones.

Conforme los fuegos se debilitan, algunos de los más de miles de evacuados comienzan a retornar a sus casas, pero al menos 40,000 personas todavía no pueden regresar a las zonas que siguen bajo amenaza. Aunque permanecen en vigor evacuaciones obligatorias en varios condados, los funcionarios ya han cambiado su tono al describir el incendio.

En lugar de hablar de "riesgo de devastación potencial para más hogares", los bomberos y policías hablan de tener paciencia mientras "cuadrillas limpian los escombros quemados, los árboles caídos y los caminos de reparación". Además, se empieza a educar a los residentes sobre cómo pedir ayuda para limpiar sus casas al volver.

Cientos de los que habían sido catalogados como desaparecidos ya han sido encontrados a salvo, aunque aún quedan casi un centenar sin ser localizados por las autoridades o sus familias.

Rob Giordano, sheriff del conado de Sonoma, dijo que han encontrado la gran mayoría de los más de 1,800 reportados como desaparecidos. Eso sí, advierten que es probable que el número de muertos aumente a medida que los equipos de recuperación excavan entre las ruinas.


"La naturaleza dará una mano"

Los meteorólogos del Servicio Meteorológico Nacional indicaron que la madre naturaleza dará una ayuda adicional a los bomberos este jueves y, especialmente, el viernes. "Se aproxima un frente frío que traerá algunas lluvias para el norte de California el próximo jueves por la tarde en un 20% y se extenderá hasta el viernes", confirmó Guillermo Quiroz, corresponsal y meteorólogo de Univision.

Se espera que la tormenta que desciende desde el Golfo de Alaska llegue a las áreas del norte de California el jueves por la noche y continúe hasta el viernes. Esto podría traer hasta media pulgada de lluvia en algunos lugares y hasta un cuarto de pulgada en otros.

Este pronóstico sería un alivio y apoyo para los 11,000 bomberos que trabajan sin descanso en la zona. "Una mejora en el clima sin duda puede contribuir en la lucha", reconoció Michael Gallager, bombero de California con 31 años de experiencia como jefe de cuadrilla.

Imágenes de la devastación que dejan los incendios en California

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés