null: nullpx
Deportaciones

La mayor red de universidades de EEUU se opone a deportar estudiantes indocumentados

Más de 20 universidades californianas se comprometen a cerrarle las puertas a ‘La Migra’.
17 Nov 2016 – 8:15 PM EST

LOS ÁNGELES, California.- El sistema más grande de universidades públicas del país, el de Universidades del Estado de California (CSU), con casi medio millón de estudiantes, se comprometió a no colaborar con las deportaciones de alumnos indocumentados durante el gobierno de Donald Trump.

“Nuestros departamentos de policía no cumplirán las solicitudes de inmigración”, dijo Timothy White, canciller de CSU, durante una reunión de la junta directiva de ese organismo académico este miércoles.

A menos que los obligue la ley, indicó White, el sistema CSU “no entrará en acuerdos con agencias del orden estatales y locales, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) o alguna otra dependencia federal para la aplicación de la ley federal de inmigración”.

El sistema CSU tiene 23 planteles en California, de los cuales diez se encuentran en el sur del estado. Los institutos que tienen mayor población estudiantil hispana se ubican en Los Ángeles, Long Beach, Pomona, Domínguez Hills, San Bernardino y Northridge.

Esta decisión se publica el mismo día en que alumnos de un centenar de universidades del país, entre estas el Colegio Pierce, el Colegio Valley y la Universidad Estatal de California en Northridge (CSUN), los tres en Los Ángeles, abandonaron sus aulas para protestar contra el plan migratorio de Trump, que ha esbozado redadas, deportaciones masivas y la construcción de un muro fronterizo.


“Es importante que representemos a los inmigrantes”, expresó Carolyn Martín, una estudiante de Ciencias Políticas del Colegio Pierce, quien salió a manifestarse con un cartel donde se leía la frase “El racismo no es bienvenido aquí”.

El martes, el segundo distrito escolar más grande del país, el de Los Ángeles (LAUSD), acordó no compartir información de alumnos indocumentados ni de sus familias a las autoridades migratorias. Esto ante un temor generalizado que ha ido creciendo desde el triunfo de Trump.

La idea, dijo el presidente de la junta directiva del LAUSD, Steve Zimmer, es “garantizar que todas las escuelas son lugares seguros”.

Publicidad