null: nullpx
Estafa y Fraude

La empleada del DMV en California que durmió más de 2,200 horas en el trabajo y las cobró

Cada día, la funcionaria tomaba siestas sobre su escritorio de al menos tres horas, ignorando a su supervisor y dejándole el trabajo a sus compañeros. Una auditoría culpa a su jefe por no tomar medidas disciplinarias a tiempo.
25 Jul 2018 – 4:17 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.– Una auditoría que evalúa el desempeño de los funcionarios del gobierno de California descubrió que una empleada del Departamento de Vehículos de Motor (DMV) durmió durante más de 2,200 horas en el trabajo entre 2014 y 2017. Esas siestas de al menos tres horas diarias las tomó frente a sus compañeros de oficina y sin importarle los regaños de su jefe, cita el reporte.

Esta empleada, cuyo nombre no ha sido revelado, se encargaba de agregar direcciones y nuevos formularios de cambio de propiedad de los autos a la base de datos del DMV. Debido a los largos períodos de reposo sobre su escritorio, ella solo procesaba unos 200 documentos al día, menos de la mitad del promedio, lo cual significó una pérdida salarial de más de 40,000 dólares (unos $18 por hora).

No está claro si esta trabajadora padecía algún problema de salud que le provocó el sueño. El reporte indica que el DMV no le ofreció ayuda médica durante ese período en que no cumplió con sus deberes, de febrero de 2014 a diciembre de 2017. En cambio, la auditoría culpa a su jefe inmediato por no tomar acciones disciplinarias desde el momento en que notó el bajo rendimiento de la mujer.

“Durante la investigación, la supervisora afirmó que, debido a que ella despertaba a la empleada tres o cuatro veces al día, creía que solo fallaba de 20 a 30 minutos de tiempo cada día. Sin embargo, cuatro testigos informaron constantemente que la empleada durmió en su escritorio durante horas en su jornada de trabajo", señala el informe elaborado por la Oficina del Auditor de California.

"De hecho, dos de estos testigos estimaron que la empleada durmió durante un mínimo de tres horas cada día de trabajo porque la supervisora no despertaba constantemente a la empleada, incluso cuando sabía que estaba durmiendo", agrega el reporte.

Errores por la pereza

Además de la pérdida salarial, la auditoría señala que las acciones de esta trabajadora afectaron negativamente al público y a sus compañeros. Sus evaluaciones anuales señalan que ella procesó un promedio de 200 documentos diariamente a pesar de que la expectativa de la unidad es que quienes ahcen esa labor agregaran unos 560 al día. También notaron que cometía errores.

Para mantener el nivel de atención al público, otros hacían su trabajo, menciona el reporte. Uno de sus compañeros dijo a los investigadores que "el trabajo de la empleada a menudo era tan inexacto" que temía que esta agregó incorrectamente los domicilios y los cambios de propiedad de los vehículos.

Después de que finalizó la averiguación de este caso, el DMV declaró que en marzo pasado le envió a la mujer un memorando "correctivo" advirtiéndole que puede tomar acciones adversas si ella no corrige su comportamiento. La dependencia no precisó si ha tomado alguna acción disciplinaria contra esta.

Del 1 de julio de 2017 al 30 de junio de 2018, el Auditor de California realizó 1,481 investigaciones por quejas sobre el desempeño de los burócratas del estado. Así descubrió que cuatro personas de tres agencias de gobierno, incluyendo esta empleada del DMV, devengaron indebidamente 160,000 dólares.

Otro caso es el de dos empleados de operaciones en la Universidad Estatal de California en Fresno que de 2013 a 2017 tomaron descansos prolongados y salieron del campus antes de que terminaran sus jornadas laborales. Los investigadores encontraron que estos se ausentaron de sus puestos por más de 5,100 horas, cobrando más de 111,000 dólares por trabajos que no realizaron.

"Además, los empleados fueron deshonestos en sus intentos de ocultar su abuso de tiempo y asistencia", menciona la auditoría.

Asimismo, un empleado de la prisión estatal Kern Valley cotidianamente salió del trabajo unos 45 minutos antes de concluir su jornada regular. Eso ocurrió durante alrededor de dos años, resultando en el "robo" de unas 312 horas laborales y de un sueldo de casi 9,000 dólares.

Mira también:



En fotos: trabajadores agrícolas con visa H-2A, el programa que desea mejorar Donald Trump

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés