Inmigrantes indocumentados

La abuela detenida por ICE está más cerca de su liberación tras bajar su fianza a 5,000 dólares

Xóchitl Hernández está retenida en un centro de detención de ICE desde el pasado mes de febrero sin que se hayan presentado cargos en su contra formalmente.
2 Sep 2016 – 7:19 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- La abuela Xóchitl Hernández que ha pasado los últimos seis meses encerrada en el centro de detención para inmigrantes indocumentados de Adelanto, en el condado de San Bernardino, podría salir en libertad próximamente después de que un juez de inmigración accediera a rebajar su fianza de 60,000 a 5,000 dólares este jueves.

Una abogada próxima a la familia ha iniciado una campaña para recaudar fondos para pagar la cantidad establecida por la corte a través de la plataforma YouCaring. En el momento en el que se escribió esta noticia las donaciones ascendían a 900 dólares.

En caso de reunir la cantidad requerida, Hernández saldría de Adelanto con un grillete de rastreo en el tobillo para que las autoridades puedan vigilar sus pasos hasta su próxima audiencia.

El caso de la abuela Xóchitl

Xóchitl Hernández, una inmigrante mexicana de 40 años, está bajo custodia de Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) desde el pasado mes de febrero luego de un operativo de ICE con la Policía de Los Ángeles (LAPD) en Sur Los Ángeles.

Hernández, que no era objetivo de las autoridades, fue detenida sin que se especificara el delito del que se le acusaba. Su caso, reprochó Carmona, se complicó más cuando un oficial del LAPD vinculó a Hernández con las pandillas durante una audiencia.

“Sin alguna prueba de la acusación, el testimonio del policía fue considerado por agentes de ICE, quienes concluyeron que Xóchitl está afiliada con pandillas y es una prioridad para ellos que sea deportada”, criticó Armando Carmona, vocero de la Red Nacional de Jornaleros, organización activista que está apoyando la causa de esta mujer.

El martes pasado, el grupo activista y familiares de Hernández exigieron su liberación delante de los juzgados de Los Ángeles donde la protesta fue acompañada de una serenta por parte del grupo Los Jornaleros del Norte.

Esa jornada los abogados de Hernández presentaron una petición a un juez para que dejara salir a la mujer bajo palabra o impusiera una fianza que su familia pudiera pagar, y no 60,000 dólares, como figuraba entonces.

Legalizar su situación migratoria

Mientras se programa la próxima audiencia de inmigración de Hernández, su familia prevé gestionar una Visa U para conseguir que pueda quedarse legalmente en Estados Unidos, aseguró Carmona.

El estatus de no inmigrante U , conocido como Visa U, está disponible para víctimas de abuso mental o físico y, en el caso de Hernández, esta petición se sustenta por un presunto caso de violencia doméstica del que fue víctima.

“Ella ya era candidata para gestionar la Visa U, pero como ocurrió esta detención no pudo empezar el proceso. Xóchitl fue agredida por su expareja el año pasado”, dijo Carmona.

Lea también:


Publicidad