Asaltos y Robos

Joven con autismo es raptado en robo de auto, pero regresa a casa en autobús

Autoridades activaron una alerta Amber tras la desaparición de Frankie Barboa, un joven con autismo de 17 años de edad, pero con capacidad mental de un niño de entre 7 y 12 años, quien pudo regresar a su hogar gracias a que aprendió a usar el transporte público.
22 Jul 2017 – 5:24 PM EDT

LOS ÁNGELES, California. – La mañana del viernes comenzó con mucha angustia para la familia de Frankie Barboa, un joven autista que desapareció cuando el automóvil en el que se encontraba fue robado durante la madrugada y por lo que las autoridades activaron la Alerta Amber en California.

Sin embargo, horas más tarde y de manera sorpresiva, el joven regresó sano y salvo a su hogar gracias a que recientemente aprendió a utilizar el sistema de transporte público.

La odisea del joven, de 17 años, cuya capacidad mental es de un niño de 7 a 12 años, comenzó en las afueras de un restaurante Jack in the Box en la ciudad de Paramount, una localidad situada 16 millas al sur de Los Ángeles.

De acuerdo con los datos presentados por las autoridades, Frankie estaba esperando a que su hermana mayor terminara su jornada laboral dentro del negocio de comida rápida.


La policía informó que el muchacho entró al vehículo para cargar un dispositivo poco antes de la medianoche. Momentos después una sospechosa ingresó al carro y huyó a bordo del mismo, al parecer, sin darse cuenta que llevaba a un tripulante.

Cuando la hermana de Frankie llegó al estacionamiento y no encontró ningún rastro de su hermano o de su automóvil, inmediatamente alertó a las autoridades.

Agentes del Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles (LASD) arribaron a la escena, activaron la Alerta Amber y comenzaron la búsqueda por el joven desaparecido.


A las 8:30 de la mañana los uniformados pudieron recuperar el vehículo robado gracias a la denuncia de un ciudadano que recibió la Alerta Amber.

El carro fue abandonado a dos millas de distancia del restaurante donde se registró el robo, pero una revisión de la cabina y de la zona no resultó en el hallazgo de Frankie.

El caso tomó un giro sorpresivo cuando los agentes recibieron la inesperada noticia que el menor estaba sano y salvo y de regreso en casa, luego de transportarse a bordo de un autobús.


Charles Calderaro, un teniente del LASD, explicó que la mujer que presuntamente se robó el automóvil, lo abandonó al darse cuenta que el joven estaba a bordo.

“En ningún momento consideramos que la intención fue secuestrar a Frankie. Fue un crimen de oportunidad. La sospechosa vio una oportunidad y se dio cuenta hasta después que Frankie estaba en el asiento trasero”, precisó el teniente.

Los agentes no han presentado detalles sobre la presunta autora del robo vehicular, pero sí dijeron que están investigando a una mujer considerada una persona de interés en el caso.

Asimismo, los agentes indicaron que la sospechosa no agredió al menor. “Frankie indicó que la acusada fue amable con él y no le hizo daño alguno”, comentó Calderaro.

La familia del menor de edad reveló que recientemente le habían comenzado a enseñar cómo utilizar el transporte público. Esas lecciones tuvieron fruto este viernes, ya que el joven pudo navegar las rutas de los buses para retornar a casa.

Los detectives del LASD continúan investigando el incidente y todavía no han anunciado ningún arresto en conexión al incidente.


Más contenido de tu interés