null: nullpx
Marihuana

Explota la casa de un expolicía y descubren que tenía un laboratorio clandestino de marihuana

Un exagente de la Policía de Los Ángeles cuidaba con dos pistolas varios litros de aceite de marihuana en su vivienda. También encontraron al menos 22 tanques de gas butano, el cual se usa para extraerlo y por lo que esta práctica es tan peligrosa.
19 Jun 2018 – 10:34 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.– Un tribunal federal impuso una sentencia de cinco años de prisión a un expolicía de Los Ángeles en cuya casa se descubrió un laboratorio clandestino en el que extraían aceite de marihuana. El lugar quedó al descubierto tras una explosión en la vivienda el pasado noviembre.

Joseph Jay Spadafore, de 64 años, vivía en Lake Elsinore, en el condado de Riverside, donde operaba este laboratorio en el que procesaba el aceite de tetrahidrocannabinol o THC, el principal elemento psicoactivo del cannabis. Esta práctica suele provocar incendios o explosiones porque se usa gas butano altamente inflamable para obtener el THC.

Spadafore fue agente de 1976 a 1991 en el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD). Durante el juicio aseguró que no vivía en esa casa, sino que entró porque necesitaba un lugar para dormir. Pero las autoridades encontraron que este portaba dos armas, una de las cuales estaba cargada debajo de su almohada para proteger la droga, según la acusación.

Además, había pertenencias y correspondencia del exagente policial que lo terminaron de inculpar.

Durante la explosión Spadafore era la única persona que estaba en la residencia. Su propietario creía que la alquilaba a otra persona que en realidad estaba viviendo en el estado de Florida.

Cuando los bomberos que combatían el fuego buscaron a otra persona en la casa, encontraron equipos de laboratorio y químicos potencialmente peligrosos en casi todas las habitaciones y en el garaje.

La Policía incautó al menos 22 tanques de gas butano en el garaje, docenas de latas de refrescos y otros contenedores llenos de THC extraído, frascos de THC en polvo y desechos de marihuana. La droga fue valorada entre 300,000 y 500,000 dólares.

En total, los agentes encontraron más de 28 litros de aceite de marihuana "en prácticamente todas las habitaciones de la residencia, que se habían convertido casi en su totalidad en un laboratorio de droga", señaló la Fiscalía federal en un comunicado.

Según la dependencia, entre los factores que un juez federal citó como determinantes en la sentencia del expolicía se encuentra que no aceptó su responsabilidad, ni expresó remordimiento al no advertir a los bomberos sobre el riesgo de ingresar a una casa donde había gas butano.

Solo unos días después de que este laboratorio ilegal fue descubierto se legalizó en California el consumo de la marihuana con fines recreativos.

En años recientes las autoridades han atendido múltiples reportes de incendios en hogares que resultaron ser explosiones en laboratorios para preparar aceite de la hierba, también conocido como 'honey oil' o 'wax', que han dejado varios heridos.


Tras los pasos de la marihuana del narco en Los Ángeles

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés