null: nullpx
Acoso Sexual

"Es un infierno con vista bonita": trabajadoras hispanas de un lujoso hotel de California denuncian acoso sexual

Reclamando que Terranea Resort "no ha tomado con seriedad" los múltiples reclamos de varias mujeres, una coalición de organizaciones sindicales y civiles hicieron un llamado nacional para dejar de hacer negocios con el complejo hotelero, ubicado en una adinerada comunidad de Los Ángeles.
19 Oct 2018 – 10:27 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.– En la adinerada ciudad de Rancho Palos Verdes, en la costa de Los Ángeles, hay un lujoso hotel que sirve comida gourmet, tiene un exclusivo campo de golf y desde sus mejores habitaciones se observa el mar. Se llama Terranea Resort y, según un grupo de exempleadas hispanas, detrás de ese paraíso se oculta el peor ambiente laboral, en el cual abundan el acoso y las agresiones sexuales.

"Es un infierno con una vista bonita", aseguró este jueves Silvia Jasmín Sánchez, quien se encargaba de los uniformes del personal. Ella interpuso una demanda civil contra el hotel en agosto, alegando que la acosó un supervisor del departamento de seguridad y –según ella– el establecimiento ignoró su reclamo.

Sánchez cuenta que el supervisor le envió mensajes con contenido sexual y ofensivos en los que le decía que se masturbaba pensando en ella y que le veía los senos desde una cámara. Uno de estos textos lo recibió en agosto de 2016. Su teléfono lo obtuvo infiltrándose en la nómina del hotel.

"Estoy rompiendo mi silencio sobre lo que sucede en el Terranea Resort para que otras puedan sentirse seguras al hacer lo mismo", expresó Sánchez en una conferencia a la cual acudieron siete mujeres que trabajan o trabajaron en ese lugar. "Lo que me pasó es algo que nadie debería soportar", advirtió.

Su presunto agresor es Stephen Harrington, el gerente de prevención de robos del resort y el mismo que condujo una investigación interna sobre las quejas de acoso y ataque sexual que habría sufrido Sandra Pezqueda, quien trabajaba lavando platos hasta que fue despedida por reportar el maltrato.

La revista Time incluyó a Pezqueda entre varias mujeres a las que le dio el título de 'Persona del Año 2017' por atreverse a denunciar abusos sexuales.

Pezqueda, la primera mujer que denunció lo que ocurría en Terranea Resort, presentó una demanda contra el negocio en el verano de 2017, reclamando que un supervisor no solo le pidió que fuese su amante, sino que una vez la abusó sexualmente.

Por sus rechazos, este tomó represalias cambiando su horario de trabajo y reduciendo gradualmente sus horas para que recibiera un sueldo más bajo.

En mayo de 2018, ese litigio se resolvió con un pago de 250,000 dólares, el cual liberó a la hospedería de cualquier irregularidad en el caso.

"Después de que me quejé fui despedida, pero ahora estoy muy feliz porque a través de mi historia salieron otras mujeres a contar sus propias historias", afirmó Pezqueda.

Llaman a boicotear el hotel

Reclamando que este lujoso resort "no ha tomado con seriedad" los reclamos de estas mujeres, una coalición de organizaciones sindicales y civiles hicieron un llamado nacional para dejar de hacer negocios con Terranea Resort.

Cabe señalar que los propietarios del hotel también se oponen a la propuesta de proveer a sus empleadas un "botón de pánico" para que puedan avisar en el momento que sientan que están siendo víctima de abusos. Según estos, detrás de la iniciativa están los intereses de organizaciones gremiales.

"De esa manera (boicoteando) pueden entender los dueños del hotel la seriedad de las acusaciones", mencionó la dirigente sindical María Elena Durazo.

"Debemos hacer un llamado nacional porque todas estas corporaciones tienen que proteger más a estas mujeres", dijo, por su parte, la legendaria activista Dolores Huerta, quien se sumó a esta campaña. "Es tiempo de que las corporaciones asuman su responsabilidad", agregó.

Huéspedes desnudos

Otra exempleada que decidió romper el silencio es Rosa Marina Moreno. Ella trabajó ahí durante ocho años, período en el cual padeció todo tipo de agresiones sexuales, de acuerdo con su testimonio.

"Era un acoso constante. De los supervisores, los huéspedes y los compañeros de trabajo hacia las trabajadoras", aseguró. "Ellos se ponían atrás de uno para ver nuestros movimientos. Era muy incómodo".

Una de las peores experiencias le sucedió cuando entró a limpiar una habitación. "El hombre estaba desnudo en la cama. Se paró enfrente de mí. Me dijo ‘entra a hacer tu trabajo’. Me sentí incómoda. Solo agarré el bote de basura y me salí rápido", contó con vergüenza.

Un portavoz de Terranea Resort afirmó que estas denuncias son falsas, aunque señaló que no podía responder a cada una de estas por ser parte de litigios pendientes.

"Terranea niega con vehemencia las acusaciones formuladas en su contra por exempleados y un empleado actual que se han reportado recientemente", señaló en un comunicado su vocero Jessie Burns, quien indicó que la empresa "tiene una política de tolerancia cero hacia el acoso de cualquier tipo".

Una encuesta realizada en abril de 2016 por el sindicato Unite Here Local 1 en Chicago encontró que el 58% de las recamareras en esa ciudad dijo haber sufrido acoso sexual por parte de huéspedes. Casi la mitad aseguró que estos se desnudaron cuando ellas entraron a las habitaciones.

Mira también:


En fotos: Así fue la protesta contra los acosadores sexuales en la Marcha del #MeToo en Hollywood

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Acoso SexualAtaquesLatinosEmpleoCalifornia

Más contenido de tu interés