null: nullpx
Tiroteo en San Bernardino

Enrique Márquez acepta declararse culpable de comprar las armas del ataque en San Bernardino

El joven hispano llegó a un acuerdo con la Fiscalía de EEUU en el que admite haber conspirado para cometer ataques violetos y ser quien compró las armas empleadas en el ataque.
14 Feb 2017 – 6:18 PM EST

LOS ÁNGELES, California.- Enrique Márquez Jr., el joven hispano vinculado al atentado de San Bernardino donde murieron 14 personas en diciembre de 2015, aceptó un acuerdo de culpabilidad por haber comprado las armas de fuego con las que terroristas cometieron la masacre y de conspirar para otros ataques que tenían planeados realizar en un colegio comunitario de Riverside y en la autopista 91, informó este martes la Fiscalía de EEUU.

El acuerdo de culpabilidad de Márquez, implica una sentencia de 25 años de cárcel, será presentado el jueves ante el juez que lleva el caso por terrorismo en su contra.

El joven hispano era amigo del terrorista Syed Rizwan Farook, quien junto con sus esposa Tashfeen Malik, protagonizaron el ataque en San Bernardino (California) el 2 de diciembre de 2015.

Márquez no participó activamente en el ataque, pero se le acusa de haberse prestado para la adquisición de los fusiles de asalto y de planear otros ataques que nunca se ejecutaron.

Márquez, de 25 años, fue vecino de Farook durante su adolescencia en Riverside y se introdujo al islamismo radical de la mano de su amigo, de acuerdo con la investigación criminal del caso.

Márquez se encuentra detenido desde el 21 de diciembre de 2015 en espera de un juicio por terrorismo, el cual se había sido postergado en tres ocasiones. La fecha que se tenía programada para dar inicio a las audiencias era el 17 de septiembre próximo, lo cual ya no sería necesario si el juez acepta el acuerdo que le será presentado el jueves.

Entre noviembre de 2011 y febrero de 2012, Márquez adquirió dos rifles de asalto AR-15 con dinero que presuntamente recibió de Farook, y durante un tiempo se dedicó a practicar tiro con el futuro terrorista.

A finales de 2012 la relación entre ambos se enfrió, según la investigación, pero Farook se quedó con las armas.

Farook y su esposa, Tashfeen Malik, atacaron el 2 de diciembre de 2015 el Inland Regional Center de San Bernardino, donde acabaron con la vida de 14 personas y dejaron a 22 más heridas. Ambos murieron posteriormente en un tiroteo con la policía.

Cuatro años antes, en 2011, Márquez y Farook habían planeado atacar el Riverside City College (RCC), escuela de la que ambos habían sido alumnos, así como en la carretera estatal 91.

En el RCC, según la declaración que hizo Márquez al FBI, se tenían pensado lanzar bombas caseras en la cafetería o en la biblioteca del centro educativo para provocar que los estudiantes se dirigieran a la salida donde ellos estarían disparándoles.

En la autopista 91, ambos contemplaron ubicarse en un puente y lanzar sus bombas caseras contra los vehículos para bloquear el tráfico, para luego empezar a ejecutar a los automovilistas con sus rifles de asalto.

El vecino que lo radicalizó


En 2004 Enrique Márquez se mudó a Riverside y fue ahí que tuvo como vecino a Syed Farook, quien once años más tarde protagonizaría una masacre en San Bernardino.

Los vecinos simpatizaron y poco a poco Farook introdujo a Márquez la ideología extremista del islam al expresar desprecio por los musulmanes americanos que se enlistaban en el Ejército de Estados Unidos.

Para el 2007 el amigo hispano de los terroristas de San Bernardino ya se había convertido al islamismo y empezó a asistir de manera regular a una mezquita en Corona, California.

Dos años después, Márquez mostró sus intenciones de ingresar a la milicia estadounidense, luego de que se registró el ataque en Fort Hood, Texas, donde fueron asesinados 13 soldados.

Para el 2010, Márquez era ya seguidor de Anwar al-Aulaqi, un líder de Al-Qaeda en la península de Arabia cuyos textos y sermones se distribuyen en internet, material de lectura que Farook le facilitaba.

Bajo esas mismas lecturas que convocan a la yihad (la guerra santa de los musulmanes), los hermanos Tsarnaev actuaron para colocar bombas en el maratón de Boston de 2013.

La esposa rusa de Márquez


Además de las acusaciones de conspiración y las irregularidades en la compra de armas de fuego, Márquez también es acusado de fraude migratorio al contraer matrimonio con Mariya Chernykh, concuña de Farook, para de esa manera regularizar la estancia en Estados Unidos de quien es originaria de Rusia.

Según el expediente judicial, Márquez reconoció que recibía 200 dólares al mes por colaborar en el proceso de regularización de la inmigrante rusa.

Márquez y su falsa esposa Chernykh tenían audiencia en la corte de inmigración para finalizar el trámite y obtener la "green card" el 3 de diciembre de 2015, un día después del atentado terrorista. La pareja nunca se presentó a la cita.

En fotos: el ataque en San Bernardino, un año después

En fotos: Ataque en San Bernardino, un año después

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés