null: nullpx
Muertes

El joven hispano que murió por un disparo de agentes al intentar defenderlos de un pitbull

Armando García, de 17 años, falleció en lo que el Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles ha calificado como un "incidente extremadamente desafortunado", pues aseguran que se trató de un error porque estaba oscuro y no pudieron ver bien al chico.
23 Jun 2017 – 2:48 PM EDT

LOS ÁNGELES, California. – Armando García, de 17 años, estaba con amigos en un complejo de apartamentos en Palmdale, California, cuando agentes del Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles (LASD) llegaron para responder a una llamada de un vecino que se quejó porque la música estaba a todo volumen. Un pitbull salió del lugar y mordió a uno de los oficiales, momento en el que el joven salió para intentar controlar al perro y fue alcanzado por una de las balas que dispararon los agentes.

"Él (la víctima) habría sido alcanzado por una de las balas en lo que estamos llamando un incidente extremadamente, extremadamente desafortunado", aseguró en conferencia de prensa el capitán Christopher Bergner de la oficina de homicidios del LASD.

Bergner indicó que el joven resultó herido cuando los agentes intentaron someter al perro que había agredido a uno de los alguaciles. Al parecer los disparos, dirigidos al animal, rebotaron en el piso e hirieron mortalmente al menor de edad.

Los hechos

Los uniformados llegaron a la dirección 38500 de la calle 10 del este a responder a eso de las 3:40 am el 22 de junio una denuncia sobre una fiesta con la música muy fuerte en el sitio, de acuerdo con las autoridades. Cuando llegaron a la escena, al parecer un perro pitbull estaba suelto y mordió a uno de los agentes.

Armando García aparentemente salió para intentar controlar al perro -que pesaba unas 60 libras (27 kilos)- y lo llevó a la parte trasera del edificio, mientras que los agentes se alejaron un poco para llamar refuerzos y unidades médicas para atender al agente herido por el pitbull. Sin embargo, en algún punto la mascota logró soltarse y volvió a atacar a los oficiales, según el relato del capitán.

Bergner contó que en ese momento dos de los cinco alguaciles presentes abrieron fuego contra el animal, disparando entre seis y ocho veces para intentar acorralarlo y que no atacara a nadie más, pero como era de madrugada y estaba oscuro, cuando se acercaron se dieron cuenta que el joven estaba tendido en el suelo. "Nuestras impresiones iniciales son que (los agentes) ni siquiera vieron venir al individuo desde el lado del edificio".

Los agentes intentaron darle asistencia médica mientras llegaban los paramédicos para trasladarlo al Hospital Antelope Valley, donde finalmente murió.

El perro no era suyo

En la mañana del viernes 23 de junio, cuando tocaron a la puerta de Amber Alcantar, la tía del joven, ella sabía que algo andaba mal. Al abrir vio a un amigo de su sobrino con un par de zapatos ensangrentados en la mano: eran los de Armando, quien cursaba el último año en la secundaria R. Rex Parris de Palmdale, una ciudad ubicada a 62 millas al norte de Los Ángeles.

"Tenía toda su vida por delante", expresó entre lágrimas la tía del menor en una entrevista con Univision 34. La mujer agregó que García era un buen hijo y que su muerte ha devastado a la familia.

Lo más paradójico del caso es que el perro no le pertenecía a su sobrino, como confirmó Alcantar. El pitbull sobrevivió a los disparos de los agentes, pero será sacrificado. La dueña del animal le dijo a Los Angeles Times que el perro estaba suelto pero se manejaba bien, negando que tuviera un comportamiento agresivo. "Ese no es mi perro. Esa no es su personalidad", dijo la mujer que se negó a dar su identidad mientras resolvía sus problemas con las autoridades.

Al parecer, Armando había pasado la noche en casa de un amigo y fue allí donde ocurrió el trágico incidente.

"No era un joven malo", comentó Alcantar, quien además tildó el suceso como una tragedia debido a que el muchacho perdió la vida cuando intentaba ayudar a una mascota y prevenir un ataque.

La tía de Armando dijo que él iba a ser la primera persona en su familia en graduarse de la secundaria. El hispano tenía como su meta trabajar en la industria de la construcción para ayudar a su madre y aspiraba a estudiar arquitectura.

Bajo investigación

Entre tanto, los oficiales del LASD continúan investigando el incidente y han dicho que la familia de Armando García recibirá un reporte del caso una vez que culmine la indagación.

Bajo la política de uso de la fuerza del Departamento del Sheriff de Los Ángeles, los agentes están autorizados a disparar contra un animal si "creen razonablemente" que pueden morir o ser seriamente heridos por este.


Vea también:

Recuento del caso Laquan McDonald, el crimen que desató la investigación sobre la policía de Chicago

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés