null: nullpx
Inmigración

El análisis de 347 discursos y 7,000 tuits presentado en corte para probar que Trump discrimina a los inmigrantes

Un estudio de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) que diseccionó cientos de mensajes de discursos y tuits del presidente Donald Trump concluye que este le pone adjetivos que tachan de delincuentes a los inmigrantes hispanos. Este análisis hace parte de una demanda interpuesta en la corte este viernes para abogar por DACA.
22 Dic 2017 – 11:48 AM EST

LOS ÁNGELES, California.- Un ejército de universitarios en Los Ángeles puso la lupa sobre YouTube, Twitter y otras plataformas que usó Donald Trump para expresarse negativamente de los inmigrantes desde su precandidatura en 2015 y hasta el día en que, ya siendo presidente, echó por tierra los sueños de miles de jóvenes beneficiarios del programa DACA. Su análisis concluye que miles de palabras del mandatario -sarcásticas, hirientes e incluso falsas- están cargadas de un claro sentimiento antiinmigrante.

Este análisis de 347 discursos (en los cuales pronunció 824,000 palabras) y de más de 7,000 tuits de Trump, que elaboraron más de 35 alumnos de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), es parte del documento ( amicus brief) que se interpone este viernes en una corte para sumarse a la lucha legal de 15 procuradores estatales a favor de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

Usando las propias frases y tuits del presidente Trump, estos universitarios buscan demostrar con datos duros que la decisión de eliminar dicho alivio migratorio se basó en discriminación racial. A lo largo de varias semanas, los alumnos de UCLA utilizaron una metodología rigurosa de ciencia cognitiva para diseccionar las oraciones del funcionario, clasificar las palabras clave y entender sus intenciones.

Casi todos los adjetivos y palabras que Trump usó de julio de 2015 a septiembre de 2017 para referirse a los hispanos, inmigrantes y mexicanos, en particular, fueron negativos. "Criminales", "asesinos", "muro", "pandilleros", "violadores" y "traficantes", han sido las más populares en su vocabulario, señala el reporte titulado 'La intención del Presidente'. En las pocas oraciones en las que no fue ofensivo usó, sin embargo, frases irónicas o se retractó de estas unas horas después.

"Trump piensa que Estados Unidos es un territorio sobrepasado por los inmigrantes y piensa que está abierta la frontera y que se debe construir otro muro porque México manda a invasores, 'coyotes' y las drogas que envenenan y matan a los estadounidenses", dijo Otto Santa Ana, profesor del Departamento de Estudios Chicanos de UCLA y coordinador del proyecto.

La retórica de Trump sobre los inmigrantes, indica el análisis, sigue una sola línea: asegura que EEUU, alguna vez poderoso, está sitiado, indefenso y ha sido victimizado por la falta de seguridad en sus fronteras, que ha sido invadida por delincuentes extranjeros y que su enemigo común es México (del cual provienen criminales violentos, carteles de la droga, pandilleros y traficantes de personas), que los anteriores políticos hicieron poco para evitar esta catástrofe y que solo él logrará poner orden, expulsar a la amenaza, edificar una muralla protectora y hacer que "EEUU sea grandioso de nuevo".

Esta investigación revela que la narrativa del presidente está plagada de metáforas, las cuales le ayudan a difundir "un mensaje político muy simple, socialmente valorado y persuasivo".

Por ejemplo, habla de la MS-13 o Mara Salvatrucha (compuesta en su mayoría por ciudadanos estadounidenses) para referirse a la violencia de todas las pandillas y a los jóvenes latinos. En otros casos se expresa de los "criminales ilegales" englobando la amenaza que, según él, representan los indocumentados (aunque solo el 2% de estos han sido acusados de delitos graves), concluye el análisis.

"Hay declaraciones hechas por Trump que, en mi opinión, abiertamente expresan enemistad hacia los inmigrantes. Por eso es importante este análisis de su discurso", señaló Robert Chang, profesor de la Escuela de Leyes de Seattle, que trabajó estrechamente con los alumnos de UCLA y quien sometió el documento en el tribunal federal abogando por la permanencia de DACA.

Chang indicó que en este informe se menciona que la narrativa de Trump es similar a la que se usó para justificar la masiva operación de deportaciones de la década de 1950 llamada 'Operación Espalda Mojada'. Algunos historiadores calculan que entre 100,000 y 200,000 personas de origen mexicano fueron expulsadas de EEUU en aquellos años, aunque el mandatario asegura que sumaron 1.5 millones.

El profesor señala que, en cambio, el expresidente Barack Obama promulgó DACA refiriéndose a los dreamers como "nuestros hijos", un lenguaje que ha dejado de escucharse en la Casa Blanca. "Se creó ese programa con la expectativa de que fuese honrado por esta administración", concluyó.


"No refleja a mi familia"

En una moderna librería localizada en el corazón de UCLA, Jazmín De La Torre, una estudiante de21 años, escuchaba con asombro un discurso que Trump dio en febrero pasado. Por horas ella se ha sentado a medir cada palabra del mandatario, leyendo entre líneas, tratando de descifrar lo que ya sabe: que el presidente discrimina a los suyos.

"Mis padres vinieron para darnos un futuro mejor", dice la hija de inmigrantes tapatíos. Sus padres, un soldador y una obrera, apenas si fueron a la escuela elemental en México. Pero su esfuerzo puso a sus dos hijos mayores en las aulas de una de las universidades de mayor prestigio de California.

"Mi familia vino a Estados Unidos con la idea de trabajar, no que el gobierno la mantuviera", comentó esta joven que sueña con estudiar una maestría y ser consejera. Los exámenes de fin de curso se le juntaron con su participación en el proyecto 'La intención del Presidente'. No ha dormido bien, pero espera que su esfuerzo rinda frutos.

"Tengo primos que desafortunadamente no nacieron aquí y me pongo en su lugar. Me imagino lo difícil que sería estar en esta escuela y buscar trabajo", comenta De La Torre.

A su lado, Andrew Cobián, de 23 años y alumno de Estudios de Chicanos, revisa un documento en Excel en el que ha puesto las frases más controvertidas de Trump, separando las palabras clave de cada oración, como "frontera", "seguridad", "inmigración" y "México", y los adjetivos que le ha ido agregando: "enemigo", "mortal", "criminales", "asesinos" y "corruptos".

Este joven se pone a pensar largo rato cuando se le pregunta cuál es la frase que más le incomoda del mandatario. "Es difícil porque hay mucho lenguaje negativo", dijo. Después de revisar en sus archivos, encuentra dos buenos ejemplos en Twitter: "México es el segundo país más mortífero" y "Debemos detener el crimen y la máquina de muerte que es la inmigración ilegal".

Para Evelyn Escobar-Gramajo, quien llegó a Los Ángeles cuanto tenía 8 años proveniente de su natal Guatemala, los mensajes de Trump que ha revisado "no reflejan la historia de su familia", por eso le calan. Ella misma pasa los días entre las aulas de UCLA y la cafetería donde trabaja.

"Yo he visto los esfuerzos de mis padres. Mi padre se levanta a las 3 de la mañana y regresa a la casa de noche; mi madre trabaja como niñera y limpiando casas; yo estudio y trabajo", resalta ella.

Cobián ha pasado hasta ocho horas al día revisando la narrativa del presidente. Le impulsa saber que su trabajo ayudaría a sus amigos que se han beneficiado de DACA. "Ese lenguaje, que es una táctica de miedo, valida los pensamientos de sus bases para ganar su apoyo", reflexiona.

Marchas, lágrimas y desafío: así reaccionaron los dreamers en Los Ángeles tras el fin de DACA

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés