Suicidios

Depresión, el mal silencioso que está matando migrantes en EEUU

Por los traumas vividos en sus países, en su trayecto hacia EEUU o al llegar a este país, muchos inmigrantes están propensos a padecer trastornos mentales como la depresión.
18 Ago 2016 – 10:12 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Todo parece indicar que el mexicano David Peralta se suicidó en San Diego por una severa depresión, un trastorno mental que continúa ensañándose con los inmigrantes en este país al punto de llevarlos a atentar contra sus propias vidas, según concluyen diversos estudios.

Peralta, quien durante 17 años radicó en California, habría tocado fondo el 7 de mayo, solo horas antes del festejo del Día de las Madres, una fecha significativa en la cultura latinoamericana.

Esa tarde, Peralta detuvo su coche en el puente San Diego-Coronado y cuatro horas después de que automovilistas y un policía fuera de servicio trataron de desalentarlo, él saltó al vacío. La Policía encontró su cadáver en la bahía. Tenía 35 años y trabajaba como maestro de educación especial.

No dejó una nota de despedida, pero hubo señales de que su salud mental no andaba bien: había bajado su rendimiento laboral y se declaró sumamente afligido en al menos una ocasión.


“A un amigo le dijo que estaba triste, que se sentía nostálgico”, cuenta en una entrevista telefónica con Univision Noticias su madre, María, quien pidió no publicar su apellido.

“No me permitió ayudarle, esa es mi mayor tristeza”, continúa la mujer, quien vive en Guerrero, en el sur de México, sobre la trágica partida de su único hijo. Ella sigue buscando respuestas sobre este caso.

En general, los suicidios son considerados la décima causa de muerte en Estados Unidos, debido a un aumento del 14% registrado en los últimos 15 años, según una investigación que divulgaron en abril los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

La tasa de mortandad también creció a un nivel alarmante en la comunidad hispana.

Indocumentados entre los más vulnerables

Sin embargo, algunos expertos subrayan que la vulnerabilidad de muchos inmigrantes indocumentados recién llegados los pone en una situación aún más delicada ante los problemas mentales.

“Salen de una situación de pobreza, de violencia doméstica, de violencia en sus países, como el caso de los migrantes de Centroamérica, o hacen un viaje traumatizante arriesgando sus vidas. Y se desconectan de sus familias y muchas veces están solos aquí”, explicó el psicólogo Edgar Villamarín.

Su colega Regina Mendoza coincide en que el drástico cambio de vida al que se enfrentan los migrantes puede provocar una depresión profunda, que sin atención profesional sería causa de suicidio.

“Mi experiencia clínica es que después de que ellos están aquí por más de un año o 18 meses empiezan a sufrir depresión porque pasa el gusto de haber logrado emigrar y de que todo es nuevo e interesante, y entonces viene la realidad de estar lejos de la familia”, señaló.


Un estudio que publicaron en 2011 la Universidad de California en Davis y el Instituto Nacional de Psiquiatría de México reveló que los mexicanos de entre 18 y 25 años que emigran a este país tienen hasta cuatro y media veces más de probabilidades de experimentar problemas de depresión y ansiedad que sus compatriotas de la misma edad que se quedan allá.

“Los migrantes son una población particularmente vulnerable porque no tienen documentos, viven en condiciones de marginación, no tienen permiso de trabajo, su salario es bajo y se ven orillados a tener una vida más precaria”, mencionó Jazmín Castellanos, cónsul del Departamento de Protección del Consulado de México en la ciudad de Santa Ana.

Auxilio psicológico a migrantes

En dicha sede diplomática se impartirá del 24 de agosto al 30 de noviembre el “Diplomado en primeros auxilios psicológicos a personas migrantes”, con la finalidad de que empleados consulares, líderes comunitarios, autoridades locales y otros interesados tengan herramientas con las que pueda identificar problemas mentales en sus paisanos y los canalicen con especialistas.

El curso también se ofrecerá en el Consulado de México en Oxnard, en la oficina en Los Ángeles de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y en el instituto Cosmética de Downey.

“Este es un problema que siempre ha existido, los migrantes vienen pasando traumas, son perseguidos y al llegar a Estados Unidos se sienten muy aislados. Muchas veces la gente no quiere salir a la calle por miedo a ‘La Migra’”, comenta Verónica Noriega, coordinadora de la Iniciativa Ciudad de México, detrás de la organización de dicho diplomado.

Tristeza prolongada, cambios en los patrones de sueño y apetito, dejar de sentir placer al realizar cosas que antes lo generaban, cansancio prolongado, problemas de concentración, sentimiento de culpabilidad y desesperanza, son algunas señales de una depresión aguda, según expertos.

“Si la persona acumula muchos de esos síntomas se tienen que tomar pasos para que no atente contra su vida”, alertó la psicóloga Mendoza.

Tres meses después del golpe más duro que le ha dado la vida, la señora María comparte detalles del triste desenlace de su hijo tratando de evitar el sufrimiento de otras madres.

“Me gustaría apoyar a otros jóvenes, para que no hicieran lo mismo, porque es muy doloroso perder un hijo así. Si él me hubiera pedido ayuda yo hubiera rentado un jet para llegar lo antes posible”, dice.

Lea también:

Más contenido de tu interés