null: nullpx
Inmigración

Cuando la muerte llega primero que la “green card”

Un joven deportado encontró la muerte en México en espera de que le llegara la "green card".
8 Mar 2016 – 9:16 PM EST

El trámite para obtener la residencia permanente por petición de un familiar inmediato puede ser tan tardado que en ocasiones primero llega la muerte, casos en los que se puede solicitar un recurso humanitario.

Jorge Morales Almada
@Yorshmore

En espera de que el gobierno estadounidense le otorgara el perdón por ser indocumentado y así poder obtener la “green card”, Christian Hernández estuvo viviendo en Rosarito, México, durante seis años.

Pero primero le llegó la muerte.

Christian tenía 26 años de edad cuando en noviembre de 2015 su cadáver fue encontrado en una casa de Rosarito, donde vivía solo desde que fue deportado en 2009.


La muerte de este joven que desde chamaco vivió en el sur de California, no ha sido aclarada, sólo se sabe que murió por asfixia.

Estudió en la preparatoria de West Covina, donde conoció a Stephanie Torres, la mujer que sería su esposa.

En el 2012 Stephanie, ciudadana estadounidense, viajó a México para casarse con Christian e iniciar la petición de la “green card” para su marido y poder vivir juntos en Estados Unidos.

Pero el documento migratorio nunca le llegó. Sólo hasta que murió Christian pudo cruzar de nuevo a Estados Unidos, ya que los muertos no ocupan visa ni “green card”.

Su esposa lo pudo trasladar a un cementerio del sur de California para darle cristiana sepultura.

“Estaba en espera de que le llegara el perdón para poder arreglar su estatus migratorio, porque él quería regresar de manera legal, ya teníamos tres años de casados”, comentó Stephanie durante una entrevista a Julio César Ortiz, reportero del canal 34 de Univision Los Ángeles, .


“Me da mucha tristeza y mucho coraje que por una frontera no pude tener familia ni un futuro con mi esposo”, dijo acumulando lágrimas. “La frontera me arrebató todo, Christian era mi mundo, es mi mundo, tendré que esperar a reunirme con él en el cielo”.

La búsqueda de la felicidad, consideró Stephanie, le fue truncada por el sistema migratorio de Estados Unidos, que durante tres años los mantuvo distanciados y les pedía pruebas de que el amor era real.

A sus 27 años de edad, Stephanie tiene en mente crear un agrupación que ofrezca asistencia e información sobre el sistema migratorio, así como adoptar un niño y enseñarle a jugar futbol, como le hubiera gustado a Christian.

Recurso humanitario ante el rezago migratorio
Los casos de personas que fallecen durante el trámite migratorio son muy comunes, dijo el abogado Raúl Godínez, experto en inmigración.

Debido a lo tardado que resulta el trámite, comentó, se han dado muchos casos en que fallece el beneficiado o el familiar que está haciendo la petición.

Cuando se hace una petición familiar o cónyuge, explicó, la documentación se envía al centro de visas de New Hampshire y puede pasar hasta un año y medio para que le otorguen una respuesta y cita para ir al consulado en Ciudad Juárez, México.

Sin embargo, aclaró, hay casos que llegan a durar décadas porque se requiere que el gobierno estadounidense conceda perdones por entradas ilegales al país o antecedentes, además existen fechas de prioridad para ciertas nacionalidades.

"La gente llega a morir antes de que pueda arreglar papeles", mencionó el abogado Godínez.

Para esos casos, apuntó, existe el recurso llamado Humanitarian Reinstatement a través del cual el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) concede el alivio migratorio de manewra discrecional.

Más contenido de tu interés