null: nullpx
Condenas

Condenan a exsubjefe del Sheriff de Los Ángeles por obstrucción a la justicia

Paul Tanaka fue hallado culpable de obstruir a la justicia en un intento de entorpecer una investigación federal sobre malos tratos en el sistema carcelario del condado de Los Ángeles. Su antiguo jefe, el ex sheriff Lee Baca, también se vio salpicado por este escándalo.
6 Abr 2016 – 2:47 PM EDT

El antiguo subjefe del Departamento del Sheriff del condado de Los Ángeles (LASD) y alcalde electo de Gardena, Paul Tanaka, fue condenado este miércoles por cargos de conspiración para obstruir a la justicia y por obstrucción a la justicia en un caso relacionado con malos tratos en el sistema penitenciario.

A juicio del jurado -que deliberó menos de tres horas-, Tanaka, de 57 años, lideró un equipo de ocho supuestos coconspiradores para entorpecer una investigación federal en 2011 que salpicó también a quien fuera su jefe, el exsheriff Lee Baca, quien el 1 0 de febrero se declaró culpable de mentir a los agentes del FBI que trataban de destapar una supuesta corrupción de funcionarios públicos en las prisiones del condado, así como la violación de los derechos civiles de los reclusos.

Tanaka será sentenciado el próximo 20 de junio y podría pasar hasta 15 años en una cárcel federal. Baca espera sentencia el 16 de mayo y enfrenta hasta 6 meses de prisión.

El condenado fue reelegido en 2013 por un tercer mandato de cuatro años al frente de la ciudad de Gardena, en el condado de Los Ángeles, un puesto al que accedió por primera vez en 2005 y del que se apartó temporalmente en 2015 para centrarse en su defensa legal.

En una rueda de prensa posterior al juicio, la fiscal federal Eileen Decker aseguró que confía en que Tanaka recibirá una sentencia "considerable".

"Est fue una cuestión de liderazgo. Podría haberse terminado en cualquier momento", indicó Decker sobre el denunciado régimen de abusos carcelarios.

El abogado de Tanaka manifestó que apelarán la condena.



De acuerdo con la acusación, Tanaka era el jefe de una operación de encubrimiento de unas conductas de abusos a presos en los centro penitenciarios gestionados por LASD y que se remontan a hace más de 5 años, cuando los funcionarios descubrieron que un preso tenía un teléfono que asociaron con el FBI, que había estado realizando una investigación secreta para comprobar si los reclusos eran víctima de malos tratos por parte de los alguaciles.

El abogado de Tanaka, Dean Steward, responsabilizó de lo ocurrido al sheriff Baca, de quien dijo "estaba en control de toda la situación", y aseguró que su defendido ejerció como "un líder duro", algo que le habría generado enemigos.

La Fiscalía señaló que Baca nombró a Tanaka director de "esta triste película" y el subjefe "escribió el guión" de la trama. Tanaka negó los cargos.

En el 2011 el FBI inició una investigación interna que llevó al arresto de 18 agentes del sheriff en diciembre de 2013. Hasta la fecha 21 alguaciles, incluyendo al propio Baca, ha sido llevados a la justicia por este caso de corrupción y violación de derechos civiles.

En medio de ese escándalo, en enero de 2014 Lee Baca renunció a su cargo y anunció su retiro después de 48 años en la corporación, lo que abrió las puertas para que Jim McDonnell ganara las elecciones para ser el nuevo sheriff del condado e iniciara una serie de reformas en el sistema carcelario.

Baca pactó con la Fiscalía una salida para evitar un juicio y admitió que mintió al FBI cuando se investigaba aquel caso.

Publicidad