null: nullpx
Incendios

"Como si explotara una bomba": buscan a 2 niños y su abuela luego que el fuego arrasara su casa en California

Familiares y amigos están pidiendo ayuda para encontrar a Emily Roberts, de cinco años, y su hermano de 4, James, así como a su abuela Melody Bledsoe, de 70, quienes se vieron sorprendidos el jueves por el incendio que está arrasando Redding.
28 Jul 2018 – 12:03 PM EDT

Las llamas siguen sin control en California, donde los incendios continúan avanzando y arrasando todo lo que encuentran a su paso. Hasta ahora al menos dos bomberos han muerto, una persona ha sido detenida y hay cerca de 10 desaparecidos, según Reuters.

Entre ellos están tres miembros de una misma familia. Se trata de Emily Roberts, de 5 años, y su hermano James, de 4, así como a su abuela Melody Bledsoe, de 70. Desde el jueves, sus seres queridos y amigos no tienen noticias de ellos y han pedido ayuda para encontrarlos.

Su hogar, en Redding, forma parte de las más de 500 estructuras que el incendio Carr ya se ha cobrado y que ha provocado que unas 38,000 personas tuvieran que huir del condado Shasta, al norte del estado. Carr ya quemado más de 48,000 hectáreas.

"Fue como si explotara una bomba", dijo Donald Kewley, novio de una nieta de Bledsoe, para explicar cómo sucedió todo tan rápido que no pudieron casi ni actuar. "Volvimos allí y todo el barrio había desaparecido. No queda nada", dijo al San Francisco Chronicle.

Kewley vive a unas dos millas (unos cinco km) de donde desaparecieron los dos menores con su abuela. El jueves en la noche estaba en el tejado de su casa cuando vio cómo las llamas se acercaban y por eso decidió llamar a la casa de Bledsoe. "Estaba gritando 'Se está acercando cada vez más' y se podían oír las sirenas. Luego el teléfono se cortó", explicó al diario.

Poco antes de que el fuego los alcanzara, según publicó CNN, la mujer había llamado a su esposo. "Deberías venir a casa rápidamente. El fuego se está acercando", le dijo por teléfono.

Pese a que Kewley intentó llegar a la casa en su auto, la fuerza del fuego solo le permitió que desplazarse una media milla (menos de un kilómetro). "Se podía ver un muro de llamas de 50 pies (15 metros) que se desplazaba rápidamente", explicó.

Desde entonces, nadie sabe nada de los desaparecidos. El viernes, la familia comenzó una búsqueda desesperada que aún no ha dado resultado: idas y venidas a hospitales, iglesias o centros de refugio mostrando sus fotografías y preguntando si alguien los había visto. Todo en vano hasta ahora.

"Tenemos que descubrir qué está pasando y tenemos que hacerlo ya", se quejó Kewley. "No tenemos noticias, ni idea (de lo que pasó), nada", se quejó otro miembro de la familia. "Lo único que sabemos es que la casa se quemó completamente".

California arde

El incendio Carr sigue este sábado sin control. "Este incendio nos está asustando. Es algo que no hemos visto antes en la ciudad", confesó Roger Moore, jefe de la policía de Redding este viernes a los periodistas. "Cambia de dirección continuamente", explicó.

Pero este no es el único que sigue avanzando en suelo californiano: el llamado incendio Ferguson, cerca del Parque Nacional de Yosemite, ha consumido cerca de 18,615 hectáreas.


Otro incendio importante, el llamado Cranston, en la localidad sureña de Idyllwild, en las Montañas de San Bernardino, ha consumido casi 4,700 hectáreas e igualmente sigue sin control, lo que ha vuelto a las localidades afectadas en escenarios de caos.

Este incendio habría sido ocasionado por Brandon McGlover, de 32 años, según informó la Fiscalía del Condado de Riverside, que anunció la detención y acusación de esta persona como principal sospechoso de causar el incendio, además de otros más, y por los que enfrenta hasta 15 cargos criminales.

De ser hallado culpable, McGlover, a quien se le fijó una fianza de 1 millón de dólares, enfrenta una sentencia máxima de cadena perpetua.

Ante la amenaza latente de estos tres grandes fuegos, el gobernador de California, Jerry Brown, declaró el estado de emergencia para los condados de Riverside y Shasta, al igual que para el condado de Mariposa.

En fotos: Varios incendios se propagan en el sur de California dejando daños materiales

Loading
Cargando galería


En 2017, California sufrió una de las temporadas de incendios más devastadoras de este siglo, que costó la vida a 46 personas y consumió cerca de 559,000 hectáreas a causa de cerca de 9,000 fuegos forestales que destruyeron 10,800 estructuras, según el resumen de Cal Fire.

En esta temporada se ha producido el incendio Thomas, el más grande registrado en la historia del Estado Dorado, que consumió más de 121,000 hectáreas.

Más contenido de tu interés