Tiroteos

Cinturones e ingenio, las armas de los estudiantes contra el tiroteo en UCLA

Cinturones, cables, sillas y otros muebles, hasta proyectores y botellas de agua le sirvieron a quienes estuvieron en el campus de UCLA durante el reciente ataque para encerrarse en diferentes estancias y protegerse. Un ingenio que evidenció las deficiencias de la universidad para enfrentar esas siuaciones de emergencia.
2 Jun 2016 – 2:17 AM EDT

Métodos rudimentarios para cerrar puertas en el tiroteo en UCLA

Loading
Cargando galería

LOS ÁNGELES, California.- Cuando la comunidad universitaria de UCLA supo de la existencia de un tiroteo en el campus este miércoles, recibió una instrucción clara: buscar un lugar donde esconderse y bloquear los accesos para protegerse del atacante. Una tarea que requirió de ingenio y soluciones caseras en momentos de mucha tensión.

Durante más de dos horas, el centro educativo estuvo cerrado y tomado por la policía que buscaba a un supuesto hombre armado que habría huido. Una información que resultó ser falsa. Después se sabría que el sospechoso, Mainak Sarkar, de 38 años, se suicidó de un tiro tras disparar contra el profesor de Mecánica William S. Klug, de 39. En total se escucharon tres detonaciones en el campus.

“Usando mi cinturón para asegurar la puerta”, escribió la estudiante Carrie Rapaport al publicar en Twitter una fotografía en la que un joven aplica una rudimentaria técnica de atoramiento.


Esa solución se repitió en numerosas estancias y puso en evidencia que aunque los protocolos de emergencia funcionaron, las instalaciones no se lo pusieron fácil a los alumnos.

“Las puertas se abren hacia el exterior, sin seguro, así que tuvimos que improvisar su propio mecanismo de cierre”, escribió en Twitter la estudiante Pranasha Shrestha.

El vicerrector de UCLA, Scott Waugh, reconoció que se revisarán los procedimientos para mejorar la seguridad de las personas en el campus.

Además de cinturones se emplaron cables, sillas, muebles pesados y otro tipo de objetos, los estudiantes pudieron ponerse a salvo.

La emergencia terminó sin que hubiera que lamentar más muertos que el sospechoso y el profesor, pero el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) confirmó que Sarkar iba fuertemente armado y que podría haber causado muchos más daños.




Lea también:


RELACIONADOS:TiroteosIngenieríaUCLASuicidiosTerrorismo

Más contenido de tu interés