null: nullpx
Leyes y Prohibiciones

California se convierte en el primer estado en informar a sus habitantes sobre las toxinas en el agua

La nueva ley AB 756 fue propuesta por una asambleísta de Bell Garden que asegura tener pruebas suficientes para comprobar que suministros públicos de agua en el estado están contaminados con productos químicos.

1 Ago 2019 – 12:46 PM EDT

Más de 2.4 millones de personas en los condados de Los Ángeles, Riverside y Orange pueden estar expuestas a los productos químicos peligrosos a través del agua que consumen, según las estimaciones de los defensores de la salud pública que utilizan datos de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA por sus siglas en inglés).

La ley AB 756 fue aprobada por el governador Gavin Newson, este jueves 31 de julio. El nuevo mandato estatal ordena el estudio de contaminantes y obliga a notificar al público sobre la calidad del agua servida a la comunidad. El nuevo mandato fue propuesto por una asambleísta de Bell Garden, Cristina García, quien asegura tener pruebas suficientes para comprobar que suministros públicos de agua en el estado están contaminados con productos químicos relacionados con cáncer, enfermedades de desarrollo y problemas de la tiroides y el hígado.

Esta ordenanza convierte a California en el primer estado de EEUU en establecer políticas de transparencia con relación a la pureza del agua servida a sus habitantes.

En New York, California, Connecticut, Delaware, El Distrito de Columbia, Guam, Hawai, Illinois, Iowa, Maine, Maryland, Massachusetts, Michigan, Minnesota, Mississippi, New Jersey, Nuevo Mexico, Oregon, Rhode Island, Virginia, Washington, y Wisconsin se conoce sobre los contaminantes en el agua, más no se sabe el nivel de estos, ni tampoco se informa a la comunidad sobre su presencia en el agua que consumen. Por ello el Fiscal General de dichos estados envió una carta al Congreso de Estados Unidos, este 30 de julio en donde pide ayuda a los gobiernos estatales y locales a fin de reducir los costos de limpiar los suministros de agua potable contaminados por PFAS, también se conocen como "forever chemicals" porque nunca se degradan por completo.

Los productos químicos, ‘Per- and polyfluoroalkyl substances (PFAS por sus siglas en inglés), que se han utilizado en productos como espuma contra incendios hasta sartenes de teflón, limpiadores de alfombras y muebles de la marca Scotchgard e incluso algo de hilo dental, se han relacionado en algunas investigaciones con cánceres, problemas de desarrollo y enfermedades de la tiroides y el hígado. Conocidos por lo expertos como "forever chemicals" porque no se descomponen en el medio ambiente o en los cuerpos humanos, podrían estar presente en los suministros de agua en California.


"El legado industrial de la contaminación solo en mi distrito es aterrador", dijo la asambleísta Cristina García, de Distrito en Bell Gardens, y autora del proyecto de ley 756 de la Asamblea Estatal que busca que informar a los consumidores de agua en el estado la cantidad de particulas químicas que el vital líquido contiene. “Tenemos datos federales que describen cómo estos productos químicos han envenenado nuestros suministros públicos de agua, pero no se exige ni se realiza tal monitoreo en California. Eso debe cambiar.

La Asociación de Agencias de Agua de California pidió al Gobernador Newsom a vetar el proyecto de ley, alegando que ni siquiera hay tecnología disponible para probar miles de productos químicos, y que notificar a los consumidores sobre las sustancias que en muchos casos aún se están estudiando podría socavar su confianza en seguridad pública del agua.

La ciudades más afectadas

Twenty-Nine Palms Marine Corps Air Ground Combat Center, uno de los más grandes base de los marines de Estados Unidos, la ciudad de Adelanto y otras comunidades se encuentran entre los 50 sitios, principalmente en el sur de California, que fueron informados sobre los productos químicos en el suministro de agua, según el Grupo de Trabajo Ambiental (EWG)

Más contenido de tu interés