null: nullpx
Productos y Servicios

Reporte encuentra altos niveles de arsénico en botellas de agua

El Centro para la Salud Ambiental (CEH) encontró altos niveles de arsénico en el agua embotellada Starkey Water, propiedad de Whole Foods, y Peñafiel, propiedad de Keurig Dr Pepper, agua que es embotellada en México y vendida en Target.
23 Jun 2019 – 6:12 PM EDT

Pruebas realizadas por el Centro de Salud Ambiental (CEH), una asociación sin fines de lucro de California, encontró altos niveles de arsénico en botellas de agua de dos diferentes marcas.

Starkey Water, propiedad de Whole Foods, y Peñafiel, propiedad de Keurig Dr Pepper, agua que es embotellada en México y vendida en Target. Ambas marcas contenían niveles más altos de arsénico que el agua que viene del grifo.

"Los consumidores están siendo expuestos innecesariamente al arsénico sin su conocimiento o consentimiento", dijo Michael Green, director ejecutivo de CEH. "Los clientes generalmente compran agua embotellada a costos exorbitantes, asumiendo que es más seguro y más saludable beber que el agua del grifo, sin saber que están ingiriendo un metal extremadamente tóxico relacionado con defectos de nacimiento y cáncer", agregó.

Este estudio corrobora los hallazgos publicados a inicios del año por Consumer Reports, quienes encontraron que el agua embotellada de Penafiel y Strakey contenían casi el doble del límite federal de arsénico.

El arsénico es un químico que puede causar daño reproductivo, cáncer, daño a los órganos y la interrupción de la hormona. En el reporte de CEH, se indica que los niños corren más riesgo ya que sus cuerpos están en pleno desarrollo y la exposición directa puede afectar su desarrollo mental y físico.

Según el reporte de CEH, durante años los productos de Peñafiel han contenido niveles elevados de este metal tóxico y no han tomado medidas para informar a los consumidores o reducir la cantidad de arsénico en sus productos. Por su lado, Starkey Water tampoco ha advertido a sus consumidores de los riesgos para la salud que pueden representar el consumo de sus productos.

Keurig Dr Pepper, la compañía que fabrica el agua embotellada de Peñafiel, anunció que retirará las botellas de las tiendas, después de que un informe descubriera los altos niveles de arsénico en su agua. La compañía dijo que los consumidores pueden devolver los productos al lugar donde los compraron para obtener un reembolso completo.

Además, Keurig Dr Pepper comunicó que recientemente instalaron un mejorado sistema de filtración en sus instalaciones que producen el producto Peñadil, por lo que el producto producido actualmente cumple con las normas reglamentarias.

Por su parte, un vocero de Whole Foods dijo al medio USA Today que Starkey Water cumple con los estándares de la FDA para metales pesados.

En el reporte de publicado, CEH indica que su meta proteger a los consumidores de los riesgos para la salud que plantea el arsénico en la creciente industria del agua embotellada, no solo en California, sino en todo el mundo.

Alimentos 'detox' para limpiar el hígado y adelgazar

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés