null: nullpx
Inmigración

California indulta a cinco inmigrantes en proceso de deportación y Trump critica que libera a "criminales"

Dos hispanos recibieron el perdón: Francisco Acevedo Alaniz, que estuvo cinco meses en la cárcel por robo de auto, y Sergio Mena, condenado por posesión de una sustancia controlada para su venta.
1 Abr 2018 – 12:46 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

LOS ÁNGELES, California.- El indulto que el gobernador de California Jerry Brown otorgó este viernes a cinco inmigrantes cuyas condenas los llevaron a enfrentar procesos de deportación, ha desatado una nueva pelea con el presidente Donald Trump, quien aseguró que dejarán libres a “criminales”.

Trump, cuyo gobierno demandó a California por la promulgación de tres leyes que defienden a los indocumentados, expresó este sábado en un tuit su malestar por la decisión de Brown.

“El gobernador Jerry ‘Radical’ Brown indultó a cinco ilegales criminales cuyos crímenes incluyen (1) secuestro y robo, (2) golpear gravemente a su esposa y amenazar con un crimen con la intención de aterrorizar y (3) vender droga. ¿Es esto realmente lo que quiere la gran gente de California?”, cuestionó en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.


Dos de los cinco inmigrantes que recibieron el perdón de Brown son hispanos. En total, el gobernador otorgó 56 indultos y 14 conmutaciones, como es tradición antes del Domingo de Pascua. Su oficina de prensa indicó en un comunicado que la mayoría fueron condenados por delitos relacionados con drogas y otras faltas no violentas. Los beneficiados, indicó la agencia, “han demostrado un comportamiento ejemplar y han tenido vidas productivas y respetuosas de la ley después de sus condenas”.

Los inmigrantes hispanos perdonados por el gobernador de California son:

Francisco Acevedo Alaniz, quien el 17 de julio de 1997 fue condenado en una corte estatal en Los Ángeles por robo de vehículo. Él permaneció en prisión durante cinco meses y después cumplió 13 meses bajo libertad condicional. Su sentencia se cumplió el 17 de junio de 1999. En la solicitud de clemencia que envió a la oficina de Brown, Acevedo aseguró que ahora es una persona activa en la iglesia, que es voluntario en un programa deportivo para jóvenes y que colabora en eventos caritativos.

En julio de 2007, la Corte Superior de California y el condado de Los Ángeles le extendieron una orden “evidenciando que desde su liberación él ha llevado una vida honesta y recta, exhibiendo buen carácter moral y conduciéndose como un ciudadano respetuoso de las leyes”.

Este viernes, la oficina de Brown le envió un documento en el que avala que Acevedo “ha pagado su deuda con la sociedad y se ha ganado un completo e incondicional perdón”.

Sergio Mena, quien fue sentenciado el 3 de enero de 2003 por el delito de posesión de una sustancia controlada para su venta y cumplió una condena de tres años bajo libertad condicional. Su condena se cumplió el 3 de enero de 2006. Él aseguró que después de enfrentar a la justicia ha sido una buena persona en la comunidad.


Los otros inmigrantes indultados por el gobernador californiano son Sokha Chhan, un originario de Camboya que se encuentra en un centro de ICE tras cumplir una condena de casi un año en la cárcel por infringir lesiones corporales a un cónyuge y hacer amenazas con la intención de aterrorizar, ambos delitos menores; y Daniel Maher, un hombre de Macao que emigró legalmente a EEUU pero nunca solicitó la ciudadanía y perdió la residencia permanente cuando fue sentenciado en 1995 por secuestro, robo y uso de arma de fuego, permaneciendo cinco años en prisión.

“Los perdones no se otorgan a menos que sean ganados”, subrayó la oficina del gobernador Brown, indicando que también otorgó un certificado de rehabilitación, la cual extiende un tribunal para declarar que una persona ahora está rehabilitada, eliminando los procesos de deportación.

Cuando se condene el indulto, se notifica al Departamento de Justicia de California y la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) para que actualicen sus registros. Además, el documento otorgando el perdón se envía a la Secretaría de Estado de California y a la legislatura estatal.


En abril de 2017, tres veteranos de guerra que fueron deportados a México por cometer delitos menores recibieron el perdón de Brown, abre las puertas para que obtengan la ciudadanía estadounidense y regresen a EEUU. Héctor Barajas, uno de los beneficiados, se naturalizará el 13 de abril en San Diego, logrando el sueño de reunificarse con su familia en este lado de la frontera.

Esta nueva batalla entre el gobierno californiano y la administración Trump se presenta cuando crece el movimiento anti-santuario en municipios y juntas de supervisores en los condados de Orange y San Diego. Sus legisladores piden quedar exentos de la ley SB 54, que desde el 1 de enero prohíbe la colaboración entre las policías locales y los agentes de inmigración.

Esta semana algunos legisladores de San Diego dijeron que analizan unirse a la demanda federal que trata de echar por tierra tres normas que protegen a las personas sin documentos. El martes, los supervisores del condado de Orange se unieron a dicha batalla legal, mientras que ya lo han hecho o lo consideran las ciudades de Los Alamitos, Escondido, Huntington Beach, Yorba Linda, Buena Park y Mission Viejo.

En tanto, el sheriff del condado de Orange, que públicamente se ha opuesto a la SB 54, encontró la manera de evadir dicha norma publicando en su sitio de internet la hora y fecha precisas en que liberará a todos los reos que se encuentran en sus tres cárceles, incluyendo a los indocumentados, para facilitar el trabajo de ICE sin romper las reglas estatales.

Cargando Video...
Un veterano de guerra deportado a México recibirá la ciudadanía estadounidense en abril

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés