null: nullpx
Frontera EEUU México

Ataques a balazos y pedradas contra agentes fronterizos encienden las alarmas en California

Durante las últimas semanas los oficiales de la Patrulla Fronteriza han sido agredidos a tiros, con rocas y a golpes en cuatro incidentes ocurridos en la zona limítrofe entre California y México. El más grave se registró a 50 pies del puerto de entrada en San Diego, donde una patrulla fue el blanco de un 'coyote' que le disparó desde el lado mexicano.
17 Oct 2018 – 5:02 PM EDT

Varias balas impactaron un vehículo de la Patrulla Fronteriza estacionado a un costado de la valla fronteriza cerca de la garita de San Ysidro, en California. Dos tiros perforaron la puerta del conductor. Milagrosamente, el oficial que estaba dentro resultó ileso. Este ataque ocurrió el 9 de septiembre. Cuatro semanas después, tres agentes fueron agredidos en el condado de Imperial.

Desde 2017, alrededor de 80 agentes de la Patrulla Fronteriza han resultado heridos en distintos sectores; varios fueron golpeados por piedras que les lanzaron 'coyotes' y traficantes de droga. Aunque no se trata del período con más ataques, las alertas se han vuelto a encender en California.

"Nuestros agentes ponen su seguridad en riesgo cada vez que salen y patrullan la frontera", dijo la jefe de la dependencia en El Centro, Gloria I. Chávez, refiriéndose a las agresiones contra tres oficiales migratorios en el condado de Imperial el 11 y 12 de octubre.

Pero advirtió: "Los actos de violencia como los cometidos contra nuestros agentes no nos disuadirán de nuestra misión".

La Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP) reporta que hubo 65 ataques c ontra sus oficiales en San Diego en el ciclo fiscal 2018, que concluyó el pasado 31 de agosto. En el año anterior se registraron 84 agresiones. Sin embargo, estas cifras están lejos del récord de 377 casos ocurridos en esa jurisdicción en 2008.

Por su parte, en el sector El Centro se contabilizaron 34 incidentes de este tipo en 2017, el último dato disponible.

Los ataques en Imperial

El primero de los tres incidentes en el condado de Imperial ocurrió alrededor de las 7:45 pm del 11 de octubre, cuando un agente que recorría en bicicleta una zona al este de la garita de Calexico, una zona donde los migrantes brincan la cerca metálica y se esconden en un vecindario hispano, descubrió a un hombre que había ingresado ilegalmente al país.

Al tratar de detenerlo, la persona se resistió y agredió físicamente al oficial. De acuerdo con un comunicado, el agente tuvo que usar gas para poner bajo custodia al mexicano de 24 años.

Dos horas más tarde, oficiales migratorios que vigilaban una zona cercana al centro comercial Gran Plaza Outlets de Calexico reportaron que individuos les estaban lanzando piedras desde el lado mexicano. En esa área recién se construyó una nueva valla fronteriza. Los agresores se fueron cuando llegaron más uniformados. El incidente se reportó a las autoridades mexicanas.

En la mañana siguiente, un agente que patrullaba un sector al oeste de Mount Signal se encontró con un indocumentado que trató de huir hacia México. Después de una breve persecución, este intentó arrestarlo, pero el hombre se resistió y comenzó a atacarlo. Tras una breve pelea, otros agentes fronterizos llegaron al lugar y lograron detener al sospechoso, identificado como un mexicano de 41 años.

La Patrulla Fronteriza aclaró que ninguno de sus elementos agredidos sufrió lesiones graves.

El tiroteo en San Ysidro

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) se encarga de las indagatorias sobre la balacera que tuvo como blanco a un oficial fronterizo estacionado a unos 50 pies de la garita de San Ysidro, durante la madrugada del 9 de septiembre.

La Policía de Tijuana arrestó a un sospechoso, identificado como Sergio N. (las autoridades mexicanas ocultan los apellidos de los detenidos para garantizar su presunción de inocencia), alias 'El Checo', poco después de que le reportaron el tiroteo. Se trata de un 'coyote' o traficante de personas.

El detenido había estado viviendo en EEUU antes de su deportación a Tijuana hace unos siete meses y tiene antecedentes penales que incluyen el tráfico de migrantes.
Las autoridades mexicanas inicialmente arrestaron a dos sospechosos, pero la otra persona fue puesta en libertad más tarde.

Varias balas impactaron la patrulla y el agente que estaba dentro no resultó herido, de acuerdo con la CBP. El oficial, un veterano que lleva 22 años en la dependencia, condujo a un lugar seguro. Una inspección descubrió dos orificios de bala en el lado del conductor de la camioneta SUV.



En fotos: La vida entre dos muros, la franja que solo habita la Patrulla Fronteriza en California

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés