null: nullpx
Frontera EEUU México

Así inicia la era Trump en la frontera: 44 migrantes hacinados en un tren y múltiples decomisos de droga

Desde el 20 de enero, agentes fronterizos han incautado varios cargamentos de droga valorados en más de 6.1 millones de dólares y han descubierto decenas indocumentados, entre ellos 44 inmigrantes ocultos en un convoy.
27 Ene 2017 – 6:50 PM EST

LOS ÁNGELES, California.- Agentes fronterizo detuvieron el pasado martes a 44 inmigrantes indocumentados que estaban escondidos en tres vagones de tren cerca de El Centro, una localidad californiana próxima a la frontera con México, en la que fue la operación más grande contra el acceso ilegal de personas a EEUU desde que Donald Trump tomó posesión el 20 de enero.

En el inicio del gobierno de Trump se han confiscado 9,105 libras de marihuana, 208 libras de metanfetamina, 101 libras de heroína y 55 libras de cocaína, cargamentos valuados en más de 6.1 millones de dólares, según los datos reportados por la Patrulla Fronteriza (CBP).

Una incautación de 88 libras de heroína, que se ocultaba en una camioneta utilitaria, resultó ser la segunda más importante ocurrida en un sector de Arizona; mientras que en Texas detectaron 4 toneladas de marihuana que se escondían en un camión.

Fotogalería: Arrestos de inmigrantes y decomisos de droga en la frontera en el inicio del gobierno de Trump


En fotos: decomisos de droga y arrestos de migrantes en la frontera

Loading
Cargando galería

El hallazgo en el tren, que estaba estacionado, ocurrió cerca de la esquina de la calle Octava y Cruikshank Drive, en El Centro, California, a solo 13 millas de la ciudad de Mexicali, en México.

Al revisar la zona alrededor de las 8:30 de la mañana tras atender un reporte, los elementos del CBP encontraron a 46 personas en tres vagones. En el grupo había 44 indocumentados de México, de los cuales cinco eran mujeres. Uno de los mexicanos y dos ciudadanos estadounidenses serían los contrabandistas, de acuerdo con un comunicado de prensa.

“Este es un método peligroso de contrabando”, dijo Rodney S. Scott, jefe de patrullajes del CBP en El Centro.

Una foto del CBP muestra algunas bebidas que quedaron en uno de los vagones donde se ocultaban los migrantes. No está claro si eran transportados en el tren o solo se escondieron ahí de la vigilancia fronteriza.

Un día antes, dos indocumentados de origen mexicano que se ocultaban en la cajuela de un vehículo fueron descubiertos en un retén que la Patrulla Fronteriza instaló en la carretera 19, en la ciudad de Tucson, Arizona, informó la corporación.

El coche, que era manejado por un ciudadano estadounidense, había sido enviado a una segunda inspección en dicho punto de control. “Los agentes informaron que los mexicanos, un hombre adulto y un joven, no sabían cómo escapar de la cajuela en caso de una emergencia”, se cita un comunicado.

"Crisis en la frontera sur'

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) no precisó cuál ha sido el resultado de sus operativos recientes (no solo de los reportados públicamente) en la zona limítrofe con México, por lo que no se puede precisar si hubo un incremento de actividad entre el 20 y el 26 de enero.

La “débil” vigilancia en esa franja es la justificación del plan de Trump para desplegar más agentes y edificar un muro. Su idea es “prevenir la inmigración ilegal, el tráfico de drogas y personas y los actos de terrorismo”, dijo el presidente.


Actualmente hay unas 652 millas de separación física (1,049 km) entre EEUU y México, en forma de muro, verja o valla.

“Estamos en medio de una crisis en la frontera sur", dijo Trump el miércoles desde el Departamento de Seguridad al referirse a la llegada de decenas de miles de indocumentados.

De acuerdo a la Administración para el Control de Drogas (DEA), la frontera está controlada por tres carteles: el de Sinaloa, que domina en California, Arizona y Nuevo México; mientras que Texas es disputado por tres grupos: Los Zetas, los hermanos Beltrán Leyva y el Golfo. Estas organizaciones son responsables del trasiego de narcóticos y personas hacia EEUU.

Los cargamentos de droga

El pasado viernes, en el inicio del gobierno de Trump, una revisión de inspectores aduanales en Laredo, Texas, detectó 388 paquetes que contenían casi 9,000 libras de marihuana (4 toneladas) y que se ocultaban dentro de un camión de carga que cruzaba por el World Trade Bridge. En el mercado negro, la hierba se habría vendido por 1.78 millones de dólares, según la corporación.

Al día siguiente, en Douglas, Arizona, los elementos del CBP descubrieron más de 200 libras de marihuana que se ocultaban en distintos compartimentos, entre estos una llanta, de una camioneta utilitaria (SUV). El valor de la hierba en el mercado negro se estimó en 106,000 dólares. El conductor del vehículo, solo identificado como un mexicano de 53 años, fue arrestado.

Ese día, las autoridades fronterizas en Nogales, Arizona, también incautaron 88 libras de heroína, cuyo costo en las calles sería de 1.5 millones de dólares, y 8 libras de cocaína que valían 90,000 dólares.


Los narcóticos se ocultaban dentro de una camioneta Hyundai que era conducida por una mujer de 50 años y originaria de Sinaloa, México, cuna del cartel liderado por Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán.

“La cantidad de heroína confiscada el sábado (21 de enero) representa la segunda incautación de heroína más grande para los agentes del CBP en la oficina de Tucson”, indicó la agencia.

En California también se han registrado días ajetreados: en la garita Calexico East, un perro policía olfateó el pasado lunes un cargamento de 83 libras de metanfetamina (con un valor estimado de 265,600 dólares) que se escondía debajo de la cama de una camioneta pickup. El supuesto traficante fue identificado como un mexicano de 53 años.

Y el pasado martes, en un retén instalado en la carretera Highway 86, en Indio, elementos del CBP descubrieron 37 libras de cocaína y 9 de metanfetamina que se ocultaban en el asiento trasero de una minivan. El cargamento se valuó en casi medio millón de dólares. Un hombre de 60 años, de nacionalidad mexicana, fue aprehendido por las autoridades.

“No puedo hacer suficiente hincapié en la importancia de estas incautaciones”, dijo David S. Kim, subjefe de patrullajes del CBP en El Centro. “Cada libra de narcóticos que capturamos se traduce en una comunidad más segura y una pérdida de ingresos para las peligrosas organizaciones de tráfico de drogas”, agregó el agente.


Publicidad