null: nullpx
Inmigrantes indocumentados

Alto funcionario pide declarar "refugios" para migrantes a las escuelas de California

En una carta enviada a directivos académicos, el oficial les recuerda que no se pueden divulgar registros a la policía sin una orden judicial o un permiso escrito, y menciona que las escuelas no pueden recoger documentos relacionados con el estatus migratorio de los alumnos.
22 Dic 2016 – 08:00 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Policías escolares vigilan la entrada en una preparatoria de Sur Los Ángeles. Crédito: Getty

LOS ÁNGELES, California.- A menos de un mes de la juramentación del presidente electo, Donald Trump, quien en campaña prometió deportar a cientos de inmigrantes indocumentados, el funcionario escolar de más alto rango en California pidió a las escuelas públicas del estado que se declaren “refugios” para migrantes.

A través de una carta enviada a directivos de los planteles públicos, Tom Torlakson, superintendente estatal de Instrucción Pública, subrayó además que existen leyes que garantizan la privacidad de la información de los alumnos y de sus padres sin importar su estatus migratorio.

“Desafortunadamente, desde las elecciones presidenciales han amentado los reportes de acoso, hostigamiento e intimidación de estudiantes del kínder al duodécimo año de secundaria basados en el estatus migratorio, religioso o étnia”, dijo Torlakson en el documento distribuido a superintendentes de distritos escolares, administradores de escuelas chárter y directores académicos.

El funcionario resaltó que las escuelas deben verificar la edad y la residencia de un estudiante, pero tienen una gran flexibilidad sobre qué documentos usar o no en relación con el estatus migratorio.

Asimismo, indicó que no se pueden divulgar registros a la policía sin el permiso por escrito de los padres, una orden judicial o una citación. Al tiempo que los institutos no deben recoger ni mantener ningún documento relacionado con el estatus migratorio de sus alumnos.

California tiene 6.2 millones de estudiantes en institutos públicos, del kínder al duodécimo grado, el último de secundaria.

En la misiva, Torlakson menciona: “Mi mayor compromiso con ustedes (directivos académicos), sus estudiantes y sus familias es que las escuelas sigan siendo lugares seguros para aprender”.

Esta acción se suma a varias que han realizado legisladores estatales, alcaldías, sistemas universitarios, organizaciones y grupos religiosos para desafiar el plan migratorio de Trump, que en campaña se comprometió con deportar a los inmigrantes indocumentados, comenzando con los que tienen antecedentes criminales, y con construir un muro en la frontera con México.

Esta semana, el condado y la ciudad de Los Ángeles, junto con la colaboración de varias fundaciones, anunciaron la creación del ‘LA Justice Fund’, un fondo de 10 millones de dólares destinado a costear la asistencia legal a los inmigrantes que estén en situación de deportación en esa jurisdicción.

Los institutos académicos, en particular, fueron los primeros en salir en la defensa de su alumnado.

Poco después del triunfo de Trump en las urnas, la Universidad de California (UC) publicó una declaración de seis principios por los que sus planteles educativos se consideran "santuario" para los estudiantes indocumentados.

El sistema de educación pública universitaria del estado, que cuenta con más de 238,000 estudiantes en sus 10 campus, aseguró que protegerá de manera enérgica la privacidad y los derechos civiles de la comunidad estudiantil indocumentada.

Reacciona
Comparte
Publicidad