null: nullpx
Demandas

Agentes aduaneros incitaron a un menor a beber la metanfetamina que lo mató, según cónsul de México

Cruz Marcelino, de 16 años, ingirió una sustancia que en un 90% contenía metanfetamina líquida y falleció dos horas después en un hospital. En enero su familia aceptó una compensación de un millón de dólares.
21 Mar 2017 – 01:40 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

LOS ÁNGELES, California.- Cruz Marcelino Velázquez Acevedo, un adolescente de Tijuana, México, le aseguró a su familia que iría al gimnasio aquella tarde del 18 de noviembre de 2013, pero en su lugar se dirigió a la garita de San Ysidro con la intención de cruzar a California con una mochila y una botella que contenía metanfetamina líquida. El chico era una 'mula' del narcotráfico.

Todo iba de acuerdo con sus planes hasta que un agente aduanal estadounidense notó una discrepancia en su visa de turista y sospechó del contenido del envase que llevaba el menor. Se trataba de un líquido de color ámbar.

“Es jugo de manzana”, aseguró Cruz Marcelino a dos oficiales de la Oficina de Aduanas y Control Fronterizo (CBP), según los reportes.

Camionetas piratas en el contrabando en la frontera

Loading
Cargando galería

La versión oficial argumenta que el chico, de 16 años, le dio cuatro sorbos a la botella para sostener su afirmación, pero Marcela Celorio, cónsul de México en San Diego, la oficina diplomática que vio por este caso y que contrató el servicio de un abogado privado para representar a la familia del menor, afirma que los agentes aduanales “le hicieron tomar el líquido” a Cruz Marcelino.

“Le dicen ‘¿qué es lo que tiene ahí?’. Él contestó que un jugo. Y le dijeron ‘a ver, pruébalo, entonces’. Y le dio unos sorbos.

Cruz Marcelino ingirió una sustancia que en un 90% contenía metanfetamina líquida.

Por eso, de inmediato comenzó a agitarse y gritó “¡mi corazón!”. Dos horas después, en un hospital de Chula Vista, el joven perdió la vida convulsionándose. A los detectives les confesó que había tomado un “químico”.

El Médico Forense del condado de San Diego determinó que el joven falleció por intoxicación aguda por metanfetamina.

Caso lamentable

En enero se resolvió con un acuerdo extrajudicial que incluyó el pago de un millón de dólares para los deudos del adolescente.

“Las circunstancias de este caso fueron lamentables, porque era un menor edad que transportaba metanfetamina líquida”, dijo la cónsul Celorio.

Ralph Desio, portavoz del CBP en San Diego, señaló que la dependencia no comentaría sobre dicho señalamiento. “No hay nada más que podamos proveer sobre este caso”, dijo.

El sábado, la agencia indicó que los dos elementos señalados en la demanda que interpuso la familia del menor, identificados como Valerie Baird y Adrian Parellon, siguen laborando en el CBP. Y recalcó que “la capacitación y la evaluación de las políticas y procedimientos del CBP se revisan constantemente según sea necesario”.

Sobre el acuerdo monetario, la cónsul dijo que la familia de Cruz Marcelino no quedó del todo satisfecha, ya que no se le impuso ningún tipo de castigo a los agentes acusados, lo cual no pudo ser confirmado por Univision Noticias.

“No hay dinero en el mundo que pueda cubrir una pérdida tan lamentable”, indicó la funcionaria.


¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Publicidad