null: nullpx
Autismo

Niña autista crea su propio negocio de jabones en Houston

“Texas Made Soap”, es la fábrica de jabones que le ha cambiado la vida a la familia Miniel y que le ha devuelto la sonrisa a la pequeña Sophie, de 15 años, de acuerdo con su madre, Katie Miniel.
27 Feb 2020 – 10:33 PM EST

HOUSTON, Texas. – Sophie Miniel fue diagnosticada con autismo y problemas de comportamiento desde temprana edad. La joven, de 15 años, originaria de Alvin, Texas, piensa y actúa como si tuviera, 5 años, señala su madre Katie Miniel.

Descarga la aplicación móvil de Univision 45 para estar informado de los sucesos más relevantes en Houston.

Sus problemas de comportamiento la han llevado a ser rechazada por mucha gente, incluso a ser víctima de acoso escolar por parte de una maestra.

Con la ayuda de sus padres Sophie creo un negocio de jabones, que ellos mismos elaboran y venden.

Han sido muchos años de tratamientos médicos, citas con especialistas en comportamiento. Sophie sufre de convulsiones desde que era una bebé y también fue diagnosticada con autismo.

“Su llegada a la adolescencia fue muy difícil para ella, su comportamiento se disparó y tuvo que salir de la escuela”, indicó su madre.

El Centro para el Control de las Enfermedades (CDC) señala que los trastornos del espectro autista (TEA) son una discapacidad del desarrollo que pueden provocar problemas sociales, comunicacionales y conductuales significativos, agrega que las destrezas de aprendizaje, pensamientos y resoluciones de problemas de las personas con TEA pueden variar, de altos niveles y capacidades a muchas dificultades.

Desde los 11 años, Sophie abandonó las aulas y su madre se avocó a la tarea de darle clases en casa, lo que asegura, no fue fácil.

“Se volvió muy agresiva y era casi imposible controlarla, opté por no salir porque la gente no comprendía su situación, pero Dios es muy grande y nunca te manda algo que no puedes soportar”, continúo Miniel.

Sophie visitó a un doctor que la puso en un tratamiento que la ayudo mucho, pudo regresar a la escuela, “fue la mejor experiencia, las maestras la ayudaron mucho y al final del año, Sophie ya podía participar hasta en los viajes escolares”, continúa su madre.

Sophia tiene un gusto especial por el café y su aroma, además disfruta mucho bañarse, en alguna ocasión le dijo a su madre que quería un jabón que oliera a café y en ese momento comenzó el cambio.

“No teníamos experiencia haciendo jabones, pero nos pusimos a investigar, creamos el jabón con aroma de café y después otro y otro y de inmediato sentí como si los ángeles nos iban a proteger arropándonos bajo sus alas, a partir de entonces nació “Texas Made Soap” la fábrica de jabones que ha cambiado nuestras vidas”, añadió Miniel.

Katie y Albert han dado todo el apoyo a su hija Sophia quien es la “jefa” en el negocio.

“Los niños con autismo tienen muchos problemas para relacionarse con otras personas. Con este negocio Sophia se siente útil y participa mucho”, indica Albert, su padre.

El negocio ha crecido mucho, la familia elabora jabones de diferentes tamaños, formas y aromas.

“Tiene un significado mucho más grande que simplemente otra compañía de jabón. Representa
que los sueños pueden hacerse realidad”, aseveró Katie

Los fines de semana el equipo de “ Texas Made Soap” participan en eventos donde ofrecen sus productos y también los tienen a la venta a través de su página de internet.

“Lo mejor de todo es nuevamente ver la sonrisa en el rostro de Katie, cuando lo das todo y no dejas que nada te derribe, la recompensa es mucho más grande”, concluye Katie Miniel.

Te puede interesar:

La historia detrás del video del adolescente que hornea y vende pasteles para ayudar a su madre

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:AutismoNiñosEmprendedoresLocalHouston

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.