Inmigrantes indocumentados

Más de 2,000 indocumentados arrestados en tres días en Texas: “situación insostenible” para autoridades fronterizas

Los arrestos ocurrieron ente el 18 y el 20 de septiembre en un punto que se conoce como Rincón Village. “Es un área boscosa y un cruce específico que están usando los traficantes de personas para traer grupos grandes de familias y niños solos que luego se entregan a los agentes”, afirman las autoridades.
25 Sep 2018 – 6:53 AM EDT

La Patrulla Fronteriza del sector del Valle del Rio Grande, en Texas, informó el viernes sobre el arresto de más de 2,000 indocumentados entre el 18 y el 20 de septiembre, en incidentes que ocurrieron, en su mayoría, en un punto conocido como Rincon Village, en el poblado de Granjeno, cerca al puente internacional de Anzaldúas.

Este lunes, un nuevo grupo de aproximadamente 43 extranjeros se entregó a agentes fronterizos de la estación McAllen, en el mismo sector, según relató a Univision Noticias Manuel Padilla, jefe de la Patrulla Fronteriza en el sector del Valle del Rio Grande. “Cruzaron a las 06:30 o 07:00 am, algo que es inusual, pero (los traficantes) lo hacen para distraer a los agentes”, dijo.

El sector del Valle del Rio Grande cuenta con nueve estaciones de la Patrulla Fronteriza en Rio Grande City, Harlingen, Fort Brown Station, McAllen, Brownsville, Falfurrias, Corpus Christi, Weslaco y Kingsville.


Este es el incidente más reciente de detenciones ocurridas en Rincón Village, que se está convirtiendo, según Padilla, en el punto de cruce predilecto por traficantes de personas que traen a grandes grupos de indocumentados de todas las edades y los abandonan allí para que se entreguen a las autoridades.

“Es un área boscosa y un cruce especifico que están usando las organizaciones criminales para traer gente, sobre todo unidades familiares”, dijo Padilla y explicó que la estrategia de los traficantes es “cruzar grupos grandísimos de familias y niños no acompañados” al mismo tiempo para distraer y ocupar a la mayor cantidad de agentes fronterizos, quienes tienen que desplazarse desde otras estaciones a ese sector.

“Cuando los agentes se juntan en un área específica, las organizaciones delictivas aprovechan para cruzar narcóticos y otro tipo de personas (indocumentados) por los puntos que quedan desatendidos”, recalcó Padilla.

El flujo de grandes grupos de familias indocumentadas se está convirtiendo en una situación “insostenible” para las autoridades fronterizas porque, según el oficial, toda la fuerza de la Patrulla, en términos de logística y esfuerzos del personal, van a estar enfocados solamente en lidiar con este fenómeno, lo cual puede afectar la seguridad de la frontera en general.

El número de unidades familiares (arrestadas y procesadas) “es el más alto que se ha visto en la historia de la Patrulla Fronteriza”, mucho más que en el 2014, cuando hubo una crisis humanitaria, indicó Padilla. Las cifras de niños no acompañados, sin embargo, todavía no son tan graves como en el mismo periodo.

Razones para el flujo creciente de familias inmigrantes



Padilla no puede decir con exactitud qué porcentaje de las 2,000 personas arrestadas la semana pasada entraron por Rincón Village, pero sostiene que un 58% de ellas son familias o niños no acompañados.

Durante el mes de agosto, en todo el sector del Valle del Rio Grande se detuvo a 8,985 inmigrantes sin documentos que hacían parte de familias y menores que viajaban solos.

“Estamos viendo un aumento en las detenciones de unidades familiares que comenzó como a mediados de este año fiscal (que va de octubre de 2017 a septiembre de 2018) y ha seguido incrementando sistemáticamente, aunque tuvimos una disminución entre junio y julio y luego comenzó a subir de nuevo en agosto y esperamos que en septiembre sea más alto”, explico Padilla.

La razón para este incremento, según el oficial, serían los cambios en la política de tolerancia cero que prohíbe a autoridades tener detenidas a las familias por más de 20 días.

En la crisis del 2014 se podía detener a las familias hasta que vieran al juez y eso desalentó la llegada de nuevos grupos familiares, pero ahora, explica Padilla, esa no es una opción.

“Cada vez que hay una acción por parte del gobierno (leyes) estas cifras disminuyen y cada vez que no se puede poner en práctica esa acción, entonces comienzan a incrementar de nuevo”, apuntó.


Ahora mismo, cuando las familias entran sin documentos a territorio estadounidense, se revisan sus antecedentes en bases de datos del gobierno para asegurar que no tengan historial delictivo o algún caso pendiente de inmigración, aclaró Padilla. Si no tienen ninguna deuda con la ley, “la mayoría son puestas en libertad (mientras adelantan sus casos)”.

Para la hermana Norma Pimentel, quien dirige un albergue de inmigrantes en el Valle del Rio Grande, la razón del creciente flujo de familias tiene que ver con que la situación en sus países de origen no está mejorando y caen presa de los traficantes de personas que usan cualquier razón para explotarlos y convencerlos a dejar su país.

La mayoría de las familias indocumentadas que cruza la frontera en Texas, según Pimentel, termina en manos de autoridades fronterizas porque se entregan voluntariamente. “No huyen de los agentes. Vienen buscando que los detengan porque quieren protección”, dijo.

Jonathan Ryan, director ejecutivo de la organización RAICES, opina que el incremento del flujo migratorio obedece a que más de 68 millones de personas sufren desplazamiento en el mundo y andan buscando refugio y cuando quienes buscan asilo se entregan a oficiales de inmigración están ejerciendo su derecho de solicitar protección.

“Esta administración sigue usando agencias como el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) para aterrorizar a las familias inmigrantes que vienen a Estados Unidos a buscar asilo”, dijo Ryan y recalcó que en vez de darles la espalda a estas comunidades vulnerable, reduciendo el número de admisiones de refugiados a 30,000, “deberíamos darles la bienvenida a quienes buscan asilo y tratarlos de una manera humanitaria”.

Ve también:

Un joven deshidratado, otro que intenta huir: un día en la rutina de la Patrulla Fronteriza en Texas (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés