null: nullpx
Bienestar Infantil

Investigación pone bajo la lupa las mentiras de empleados del Servicio de Protección al Menor (CPS), en Texas

Durante los años fiscales 2015 y 2016, 24 funcionarios del Departamento de la Familia y Servicios de Protección de Texas, al que está adscrito el CPS, renunciaron, fueron despedidos o amonestados por mentir en sus informes oficiales.
15 Feb 2017 – 3:06 PM EST

Por Arnaldo Rojas
Univisión Investiga

HOUSTON, Texas. - Cuando el Servicio de Protección al Menor (CPS, por sus siglas en inglés) asignó a una de sus investigadoras en Houston al caso de una niña de 14 años que había intentado quitarse la vida, la funcionaria dijo haber visitado a los padres de la menor, haber contactado a un vecino de la niña y a un consejero de su escuela. La versión de la investigadora Melody Ukaobasi no concordaba con la realidad.

Una investigación de la Oficina del Inspector General (OIG) y de CPS encontró que Ukaobasi no había realizados las entrevistas que reportó en su informe oficial a la agencia sobre este caso y CPS comenzó gestiones para despedirla. La exfuncionaria, quien trabajaba para CPS desde el 2012, renunció a su puesto tras ser confrontada con los hallazgos de la pesquisa administrativa.

La menor se quitó la vida a finales de diciembre de 2014, pero la OIG determinó que la acción de la exempleada no jugó un papel en el suicidio de la estudiante de 14 años, quien ya recibía ayuda psiquiátrica por depresión.

Pero este no es un caso único. Durante los años fiscales 2015 y 2016, 24 funcionarios del Departamento de la Familia y Servicios de Protección de Texas, al que está adscrito el CPS, renunciaron, fueron despedidos o amonestados por mentir en sus informes oficiales.

Documentos obtenidos por Univision Investiga apuntan a que en la mayoría de los casos, 17, los empleados reportaron a la agencia haber visitado a potenciales víctimas de maltrato, la OIG estableció que no lo habían hecho.

Funcionarios de CPS en Houston insisten en que la cantidad de casos en los que empleados mienten en sus informes a la agencia son mínimos en comparación con el número de funcionarios que realizan investigaciones de campo. “La falsificación de documentación es ilegal y, por supuesto, CPS no la tolera”, añadió Tejal Patel, vocera de CPS en Houston.

Al menos uno de los funcionarios imputados de mentir en sus informes a la agencia admitió haberlo hecho "abrumado por la carga de trabajo". El funcionario renunció a su puesto.

En otros dos casos, empleadas de CPS reportaron haber realizado 19 entrevistas ‘cara -a- cara’ con potenciales víctimas de maltrato cuando, según la OIG, no las hicieron. El manual de procedimiento de la agencia obliga a los investigadores a realizar este tipo de entrevistas en los casos en que se cree que la posible víctima corre grave peligro.

En el caso de la investigadora Melody Ukaobasi, la OIG refirió los hallazgos de su investigación administrativa la Fiscalía del Condado Harris, que en 2015 entabló cargos criminales contra la ex funcionaria por falsificación de documentos públicos.

Ukaobasi fue arrestada el pasado 26 de enero. Al ser confrontada por Univisión Investiga, negó la existencia de cargos en su contra. “No tengo ningún caso, que yo sepa”, dijo la mujer que ya se encuentra libre bajo fianza.

Falsear documentos de gobierno es un delito del tercer grado castigable con pena de hasta 10 años de cárcel y/o multa no mayor de 10,000 dólares.

Vea también:


Siete menores discapacitados fueron rescatados de un hogar en Texas donde eran víctimas de abuso

Loading
Cargando galería

Historias Relacionadas:



Más contenido de tu interés