null: nullpx
Abuso Infantil

El gobernador de Texas calificó de 'inaceptable' las fallas para atender a cientos de niños en riesgo de abuso

En el Estado hay 935 casos de niños en situación de alto riesgo por violencia física y/o sexual, los cuales no han sido investigados debidamente, de acuerdo con cifras del Departamento de Protección al Menor.
5 Oct 2016 – 04:31 PM EDT
Reacciona
Comparte
Centenares de menores están en riesgo de abuso físico y/o sexual en Texas. Crédito: José A. Herrera/univision.com

AUSTIN, Texas - Greg Abbott, primer mandatario de Texas, hizo un fuerte pronunciamiento contra el Departamento Estatal de Servicios y Proteccion a la Familia (DFPS) tras conocerse la semana pasada que esta agencia tiene represados casi 1,000 casos de niños que se encuentran en alto riesgo de abuso físico o sexual.

El DFPS enfrenta un millonario déficit en su presupuesto y no cuenta con los suficientes investigadores por lo cual no se han atendido centenares de casos.

"Es completamente inaceptable que el DFPS no esté haciendo visitas oportunas a miles de niños que se consideran de alto riesgo de abuso o negligencia'', dijo el gobernador Abbott.

El mandatario ordenó este miércoles a la agencia que presente con rapidez planes para contratar y capacitar a más investigadores.

Pero el problema no es tan sencillo de resolver, porque aparte del millonario déficit en el presupuesto que enfrenta el DFPS, la agencia carece de personal, entre investigadores y trabajadores sociales, para atender todos los casos, según reportes de la legislatura texana emitidos en abril y cuya situación analizarán en enero del 2017 cuando reinicie el periodo de sesiones.

Según la agencia noticiosa AP, la directriz de Abbot se emite siete meses después que Hank Whitman, un agente retirado los Texas Rangers, fuera elegido por el mismo gobernador para dirigir la agencia, sin que contara con experiencia previa en asuntos relacionados con bienestar infantil.

La gota que derramó el vaso

Tras la muerte de Leiliana Wright de 4 años de edad a manos de su propia madre, quien la mató a palazos y correazos, dos empleados del Departamento de Protección al Menor ( CPS por sus siglas en inglés) fueron despedidos y otro renunció a su cargo al iniciarse una investigación interna en marzo pasado.

En Texas hay 935 casos de niños en situación de alto riesgo por violencia física y/o sexual, los cuales no han sido investigados debidamente, de acuerdo con cifras del CPS del periodo comprendido entre marzo y septiembre de 2016.

Hay otros 1,800 casos que fueron revisados pero no dentro de las 24 horas posteriores al incidente, como marcan los procedimientos legales.

Además, la agencia enfrenta un millonario déficit en su presupuesto que asciende a 40 millones de dólares

Cargando Video...
CPS de Texas bajo la lupa...

La pequeña Leiliana Wright, quien murió el pasado 13 de marzo en Grand Prairie, Texas, había estado en custodia de los abuelos paternos. Su madre, Jeri Quezada, estaba en la cárcel, pero al salir retomó la custodia de la niña. Ahora, los abuelos dicen que la indiferencia del CPS conllevó a esta tragedia.

''Quizá si hubiesen tomado más en serio lo que estaba pasando, mi nieta no estuviera muerta'' expresó Alisa Clakley, abuela de Leiliana quien refirió que ellos tomaron fotos de cómo la madre de la menor maltrataba a su propia hijita y pareciera que nunca convenció a los investigadores del CPS para que les regresaran la custodia a ellos.

En el condado Harris, el que se ubica la ciudad de Houston, hay 267 niños de alta prioridad a cuyos padres o tutores CPS nunca visitó personalmente. Ellos representan el 30 por ciento de los 935 niños de mayor prioridad que no se investigan en todo el estado.

En el condado de Dallas hay 228 niños de alta prioridad que tampoco han recibido una visita presencial.

Cargando Video...
Despidos en el CPS tras muerte de niña

Entre todos los niños de Texas que se clasificaron en segundo lugar de prioridad alta, es decir casos sospechosos de abuso o negligencia y que se consideran menos urgente, 3,926 nunca habían tenido una visita cara a cara de un investigador del CPS.

Además, 11,878 niños adicionales en ese segundo nivel tuvieron una visita presencial, pero sucedió 72 horas después del tiempo estipulado por la ley estatal para los casos menos urgentes.

''Este trabajo es sumamente difícil. Es muy triste, hay que trabajar muchas horas y el pago (a los empleados del CPS) no es comparable con lo que ganarían en otras partes'', señaló Marissa Gonzalez, vocera del CPS.

Gonzalez explicó además que los casos que cada investigador debe asumir por años se han incrementado de 18 en el 2014 a 23 en el 2016 y el salario inicial de estos empleados es 39 mil dólares anuales.

Según cifras del CPS, en el 2014 había más de 31,000 menores en custodia del estado de Texas.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:Abuso InfantilGreg AbbottTexasLocal