null: nullpx
Abuso Infantil

Los problemas de la Agencia de Protección al Menor en Texas van de mal en peor

En los primeros seis meses de 2016, 113,000 casos reportados a CPS en Texas permanecieron sin resolver por más de 2 meses y en los últimos 18 meses, 2,100 investigadores renunciaron a la agencia o cambiaron de función.
15 Nov 2016 – 10:02 AM EST

Por: Arnaldo Rojas/Univision Investiga

HOUSTON, Texas - Leiliana Wright apenas tenía cuatro años cuando sucumbió a un patrón de golpes y maltrato. Oficiales de la Policía de Grand Prairie hallaron el cuerpo de la niña en la casa de su madre en marzo pasado.


Los abuelos paternos de Leiliana ya habían alertado al Servicio de Protección al Menor, CPS por sus siglas en inglés, del potencial de peligro que corría la niña. Pero funcionarios de CPS no llegaron a tiempo para brindarle ayuda. Este no es un caso aislado, según estadísticas de la agencia analizadas por Univision Investiga.

En el área metropolitana de Houston, de abril a septiembre de este año, casi 1,500 niños cuyos casos de maltrato o negligencia fueron reportados a CPS debieron esperar días o semanas antes de que un empleado de la agencia tuviera contacto con ellos, a pesar de que 368 de ellos corrían grave riesgo, según los propios lineamientos de la agencia.

Bajo las leyes estatales, los investigadores de CPS tienen 24 horas para hacer contacto inicial con los menores que corren mayor riesgo.

“Lo que estamos viendo es que cerca del 15% de los niños, víctimas de maltrato, no fueron visitados por un investigador de CPS, de modo que 85% de ellos sí fueron visitados”, dijo la vocera de CPS, Tiffani Butler, al ser abordada por Univision Investiga.

En diciembre del año pasado, la jueza federal Janis Graham Jack ordenó una revisión general de CPS luego de una demanda presentada en contra de la agencia estatal. Sin embargo, desde entonces el número de casos atrasados aumentó.

A nivel estatal, durante los primeros seis meses de este año, 113,000 casos permanecieron sin resolver por más de 2 meses, un aumento de 4,700 en comparación con la segunda mitad del 2015. En nuestra área ese número aumentó de 22,000 a 23,900 durante el mismo período.

El alto número de casos reportados de abuso o negligencia y la falta de investigadores en la agencia son las causas principales para el acumulamiento de trabajo.

En la Región 6, que abarca los condados dentro del área metropolitana de Houston, cada investigador debe atender entre 20 y 25 casos al mismo tiempo. A la gran cantidad de trabajo se suma el número de investigadores que renuncian a sus puestos dejando atrás un cúmulo de casos sin resolver.

En Texas, 2,100 investigadores renunciaron a la agencia o cambiaron de función en el último año y medio. En la oficina local, la tasa de deserción representa una tercera parte del número total de investigadores.

“[CPS] le está dando [a los investigadores] demasiadas responsabilidades, más que a cualquier ser humano en general”, opina Carlos Morales exinvestigador de la agencia. Morales trabajó para CPS en San Antonio hasta que la presión del trabajo y serias diferencias personales con los objetivos de la agencia produjeron su renuncia.

A finales de octubre, el comisionado de CPS, Henry "Hank" Whitman, pidió a la legislatura una asignación especial de 50 millones de dólares para contratar 550 investigadores adicionales para reducir el número de casos desatendidos.

Otras iniciativas, como trabajar fin de semana y recibir la asistencia de investigadores de otras regiones del estado, se han implementado en Houston para aumentar el número de niños visitados por investigadores del CPS y reducir a entre 12 y 18 la cantidad de casos en manos de cada investigador de CPS.

“CPS fue creado para proteger a estos niños… y ellos están fallando grandemente”, reflexiona entre sollozos Alisa Clakley, la abuela de Leiliana Wright.

Como Leiliana, otros siete menores cuyos casos eran de conocimiento de CPS murieron en los primeros seis meses de este año a causa de abuso o negligencia. El año pasado ese número ascendió a 26.


RELACIONADOS:Abuso InfantilNegligenciaCPSNiñosLocal

Más contenido de tu interés