null: nullpx
Criminalidad y Justicia

Estos son los posibles escenarios judiciales que enfrenta la exmaestra texana acusada de sostener relaciones sexuales con un chico de 13 años

Alexandria Vera, de 25 años de edad, logró cambiar el curso de la investigación en su contra tras llegar a un arreglo con la fiscalía y declararse culpable del delito de abuso sexual agravado de un menor. El panorama parece un poco más favorable para ella, pero podría enfrentar la pena máxima para este delito que es de 30 años.
21 Nov 2016 – 2:35 PM EST

Recuento de los hechos del caso de la exmaestra Alexandria Vera, acusada de abuso sexual agravado a un menor

Loading
Cargando galería

HOUSTON, Texas – Alexandría Vera, la exmaestra texana que según documentos judiciales sostuvo una larga relación con un estudiante de 13 años de quien resultó embarazada, llegó a un acuerdo con la fiscalía para evitar la posibilidad de una sentencia de vida en prisión.

El pasado miércoles 16 de noviembre, Vera, de 25 años de edad, compareció en una corte penal del distrito 209 del condado Harris, en Texas, donde se declaró culpable del delito de agresión sexual agravada a un menor.

Esta decisión de la acusada es parte del acuerdo al que llegó con la fiscalía, con el cual logró darle un giro a la investigación en su contra. Ahora, el panorama parece un poco más favorable para ella, pero aún así podría enfrentar la pena máxima que conlleva este delito que es de 30 años. En el mejor de los casos podría obtener una condena de libertad condicional.

Inicialmente, la exmaestra enfrentaba cargos de agresión sexual continua a un menor, por el cual podría recibir una sentencia de hasta 99 años en prisión.

La joven se había entregado a las autoridades en el mes de junio, tras una investigación de la agencia de Servicios de Protección al Menor (CPS) en Texas. En esa ocasión evitó ir a prisión luego de pagar una fianza estipulada en 100,000 dólares. Vera enseñaba en la escuela secundaria Stovall del distrito escolar de Aldine, al norte de Houston.


“Ahora que han llegado a este acuerdo con la fiscalía lo mínimo que esperamos es que se busque un castigo que incluya tiempo en prisión”, dijo Terry Abbott, investigador en temas de relaciones inapropiadas entre maestros y estudiantes.

Abbott dijo además que este caso debería sentar un precedente y que la exmaestra no debería salir libre. “No es el mensaje que necesitamos porque hay muchos casos así [de relaciones inapropiadas entre educadores y alumnos]. Los profesores, algunas veces, son como depredadores en los salones de clases, creo que por eso tenemos esta epidemia”, agregó.

Dependiendo de la determinación del juez a cargo del caso, Michael McSpadden, la exmaestra podría pasar hasta 30 años en prisión o, en el mejor de los casos, recibir una condena de libertad condicional.

Los fiscales del condado de Harris que investigan este caso habían informado previamente que Vera admitió que tuvo relaciones íntimas casi a diario durante nueve meses con el muchacho de 13 años, quien cursaba el grado octavo. Como resultado de la relación, la maestra quedó embarazada pero interrumpió su embarazo luego de que se iniciara la investigación en su contra.

La exmaestra y el jovencito se conocieron durante las clases de verano y después ella le dictó clases en el año escolar.

Vera, quien es madre de una niña de 4 años, habría dicho que ella y el estudiante se enamoraron desde el primer momento en que se vieron. Además dijo que el muchacho la presentó como su novia ante sus padres y que la familia aceptó la relación. Ella dijo que incluso asistía a reuniones familiares.

Todos estos detalles del caso, sumados al pasado de la exmaestra, son los que el juez tomará en cuenta a la hora de decidir la sentencia para Vera.

La próxima comparecencia de Vera está programada para el 13 de enero de 2017.


Más contenido de tu interés