null: nullpx
Abuso Infantil

Acusan a una niñera en Texas de maltratar y morder a una bebé de 4 meses

Kenia Yamileht Pineda, de 17 años, mordió en un brazo a la bebé que estaba bajo su cuidado y luego, ‘como no paraba de llorar’, le tapó la boca y le cerró los ojos a la fuerza por cinco minutos.
3 Ago 2017 – 3:49 PM EDT

HOUSTON, Texas. – Faviola Rodríguez, madre de una bebé de 4 meses de edad, aún no puede creer que su hija pudo haber muerto a manos de la persona que se suponía debía cuidarla.

La bebé fue mordida en un brazo y estuvo a punto de ser sofocada por Kenia Yamileht Pineda, de 17 años, la niñera que Rodríguez contrató para cuidarla, según se detalla en documentos judiciales de la acusación en contra de la joven.


Rodríguez relató que el 14 de junio dejó a la bebé en el apartamento donde vive la niñera, en Houston, y que horas después recibió una llamada de la joven en la que le informó que algo no estaba bien con la bebé y que su cara estaba hinchada y roja.

Cuando la madre llegó a buscar a la bebé, notó que presentaba puntos rojos en la cara, tenía los ojos rojos , las venas brotadas y la marca de un mordisco en un brazo. De inmediato la llevó a un hospital donde los doctores le explicaron que las lesiones de su hija eran el resultado de abuso físico.

Rodríguez denunció el hecho a las autoridades, quienes obtuvieron fotografías de las lesiones y la declaración del doctor que atendió el caso.

Cuando los investigadores entrevistaron a la niñera, ella reconoció haber mordido a la niña en su brazo derecho. Cuando la víctima empezó a llorar y a gritar, “la joven solo quería que se callara”, entonces la sacudió, la sostuvo con su brazo izquierdo y luego le tapó la boca y le cerró los ojos a la fuerza, según las declaraciones de los detectives del caso, consignadas en la acusación.

La acusada declaró que mantuvo a la bebé en esa posición, aplicando presión, durante al menos cinco minutos “hasta que paró de llorar y al parecer se quedó dormida”, se lee en la acusación.


El personal médico que atendió a la menor determinó que los puntos rojos en la cara de la víctima se presentaron porque la acusada le impidió respirar.

“Ella pudo haber matado a mi hija… no se que hubiera pasado conmigo si mi bebé hubiera fallecido”, dijo Rodríguez.

Pineda fue detenida y acusada de causarle lesiones a una menor, pero quedó en libertad al pagar una fianza de $50,000 dólares.

La madre de la bebé dijo a Noticias Univision que Pineda era una amiga muy cercana de la familia, que en otras ocasiones había cuidado a su hija y que nunca había habido problemas.

“Los padres deben de estar seguros de que la persona que elijan para cuidar a su hijo tenga la madurez suficiente para poder reaccionar (apropiadamente) a un ataque de llanto”, dijo Tejal Patel, vocera del Departamento de Protección al Menor (CPS).

La bebé permanecerá bajo el cuidado de otro familiar, por decisión de funcionarios del CPS, mientras que la investigación del caso concluye.

Vea También:


Sufrimiento de niña de 3 años en Houston nos recuerda por qué no se debe dejar nunca a un niño solo dentro de un vehículo

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés