null: nullpx
Inmigrantes indocumentados

Joven campesino de California y beneficiario DACA lucha por la legalización de los trabajadores del campo

Nacido en México y traído a los seis años de edad, Vicente se ha convertido poco a poco en un activista que aboga por la legalización de los campesinos indocumentados. Y es que él mismo ha vivido desde muy niño la experiencia de trabajar en el campo y cosechar desde aguacates, uvas, cebollas y ajos en las tierras de Bakersfield, California.
24 Sep 2020 – 07:55 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

BAKERSFIELD, California.- Durante este miércoles, Vicente Reyes participó de una sesión ante congresistas d el del Subcomité de Ciudadanía e Inmigración en la Cámara de Representantes, donde entregó testimonio como campesino inmigrante y recipiente DACA (Programa de Acción Diferida de los Llegados en la Infancia) para abogar por la legalización de los trabajadores del campo indocumentados.

El joven activista de 20 años estudia en el colegio de Bakersfield, y al mismo tiempo trabaja en la cosecha de la uva junto a sus padres indocumentados, realidad que viven al menos otros 2,5 millones de personas que viven sin estatus legal en el país.

Desde pequeño conoció el oficio en la cosecha de aguacates, uvas, y también en la de los ajos y las cebolllas, la cual comenta que "ese quema hasta las rodillas cuando el calor está fuerte" porque se trabaja en el suelo.


Reyes tiene la comprensión que solo brinda la experiencia, y por ello se ha unido a las organizaciones patrocinantes del proyecto de ley que buscan la legalización de los trabajadores del campo. Es un ativo miembro de la Fundación UFW (Unión de Campesinos).

“La mejor manera para aportar ahorita a todos los trabajadores del campo indocumentados es la legalización. Es la manera de ayudarlos, a sus familias por todo el esfuerzo que han hecho” afirma Vicente.

Durante este miércoles dio testimonio ante un grupo de congresistas del Subcomité de Inmigración y Ciudadanía del Comité Judicial de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, para que el organismo conociera de primera fuente las contribuciones de los trabajadores esenciales indocumentados y así promover un camino hacia la legalización y la ciudadanía.


“Me da tristeza porque somos los que más aportamos al país, y a todo el mundo. Somos los que llevamos la comida a las casas, y por nosotros ellos no tienen que estar trabajando aca en el field comenta Vicente.

El Congreso discute un proyecto de ley que otorgaría un camino a la legalización de los trabajadores del campo y los protegería de la deportación, pero este se encuentra estancado tras la aprobación en la Cámara Baja el año pasado.


“Yo lo que he sentido es que no no están dando todos los beneficios médicos que a otros sí, entonces ahí se siente la discriminación”, reconoce el joven, quien además por ser receptor de DACA vive siempre en la incertidumbre.

“Uno nunca sabe si uno va estar trabajando, bien a gusto, y de repente el presidente puede decidir que va a terminar DACA, entonces es una preocupación constante” dice Vicente, y agrega que cuando anunciaron el término temporal del programa él sintió que todo lo que había trabajado no valía la pena.

El joven campesino y el segundo de cuatro hermanos, continúa trabajando por sus sueños y espera algún día convertirse en un ingeniero en robótica e incorporarse a la NASA.

Cargando Video...
¿Qué pasará con los asilos políticos y DACA? Una experta habla del tema
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés