null: nullpx
Educación

Jóvenes hispanas 'migran' de la escuela al campo tras cierres por la pandemia

Autoridades educativas reconocen el desafío para hacer que los estudiantes retomen su educación.
22 Jun 2020 – 06:34 PM EDT
Reacciona
Comparte
Cargando Video...

María y Jennifer Salvador son dos adolescentes hispanas de 19 y 16 años que se fueron a cosechar fresas durante la pandemia del coronavirus después de que las escuelas cerraron y las clases se comenzaron a transmitirse en línea.

Según un artículo del sitio CalMatters, las jóvenes se despiertan antes de que salga el sol y se van una granja de fresas en Oxnard, California, en donde por una caja de 20 libras de fresas sin tallo les pagan 3 dólares.

Por las tardes, las jóvenes volvían a casa y realizaban tareas domésticas y después de todo ello se dedicaban a sus clases en línea desde el teléfono de su papá.

Una de las jóvenes dijo que debido esta forma de enseñanza le ha sido difícil y que su rendimiento es malo.

“Me ha ido mal. No es lo mismo porque es difícil saber cómo hacer el trabajo que envían los maestros. No puedes hacer preguntas. Es como estar solo”, dijo Jennifer en una cita recogida por la reportera Elizabeth Aguilera de CalMatters.

El hecho de trabajar también ha impactado en su aprovechamiento escolar, pues las hermanas se perdieron las reuniones digitales en vivo con sus maestros y las reuniones de grupos pequeños que tuvieron lugar mientras recolectaban las fresas, indicó el artículo.

María se muestra decepcionada de este tiempo en el que se ha visto obligada a abandonar las aulas:

“No he aprendido nada durante este tiempo, es muy triste. Es muy difícil trabajar en el campo. Quiero un futuro mejor”, dijo.

Un desafío para el Distrito Escolar

Las autoridades escolares reconocen que la crisis desatada por la pandemia ha llevado a muchos estudiantes a dejar los estudios e irse al campo.

Esta es la situación de muchas familias en Oxnard, donde en muchos hogares el dinero no alcanza y los más jóvenes tienen que buscar un trabajo para aportar al sostenimiento de la casa.

Para el superintendente asistente Tom McCoy, del Distrito de Escuelas Preparatorias Oxnard Union, esta desbandada de estudiantes era previsible y ahora buscan la forma de reintegrar a los jóvenes a los estudios.

Indicó que el desafío será ser flexibles para que los estudiantes sigan con su educación.

Una modalidad en la que están pensando es la escuela para jóvenes trabajadores, grabar las sesiones para que posteriormente las puedan ver los alumnos, tomar clases los fines de semana y por las noches y se evalúa la carga de materias y la duración de los periodos de estudios.

El departamento de Educación del Estado plantea que hay tres escenarios para el regreso a clases: aprendizaje a distancia, instrucción en grupos pequeños en clase y un híbrido de los dos.

Una situación similar al caso de Oxnard se repite en comunidades agrícolas desde el Condado Imperial, en la frontera sur, hasta Monterey, en la Costa Central, y el Condado Butte, en el norte de California, indicó CalMatters.

Datos a tomar en cuenta

  • La edad para que los niños puedan trabajar en la agricultura es de 12, mientras no haya clases, y si no están inscritos pueden trabajar en cualquier momento desde los 16, de acuerdo con las leyes federales.
  • Casi casi medio millón de jóvenes menores de 18 años estaba trabajando en la agricultura en 2016 en Estados Unidos, según la Oficina de Responsabilidad del Gobierno.
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés