null: nullpx
Sequía

Agricultores se preparan ante una eventual falta de agua para sus cultivos

La sequía avanza en California y ya para nadie es novedad que el 2020 será un año con menos agua que lo normal. Ante ello, agricultores de la zona junto a líderes locales buscan alternativas para hacer frente a la crisis que se aproxima.
19 Feb 2020 – 02:19 PM EST

La última medición de sequía en el estado dorado arrojó que un 46% del territorio se encuentra bajo una condición 'anormalmente seca', mientras que un 9.5% de ese porcentaje refleja 'sequía moderada', es decir, una sequía más profunda, la cual se concentra precisamente en el Valle Central.


José del Bosque, agricultor de la zona, examina los surcos de la tierra y se preocupa porque esta luce aún más árida que de costumbre. Si bien reconoce que la falta de agua no debiera afectar la siembra, el problema de un año seco tiene consecuencias en la siguiente temporada. "Si no hay agua, puede que este campo no esté el año que viene" afirma este agricultor de Firebaugh.

Entre el 2012 y 2016, California enfrentó una extrema sequía que significó que unas 12 mil personas quedaran privadas de agua, perjudicando además la producción agrícola del estado.

De acuedo a un estudio del Centro Comunitario por el Agua, de producirse una nueva sequía, unos 4,500 pozos se verán afectados. Esto implica que las familias que subsisten en base a ello, volverían a sufrir las consecuencias de no contar con el vital elemento.

De alcanzar los niveles de sequía de hace cuatro años atrás, expertos indican que el estado podría enfrentar una grave crisis de salud pública. Por eso, distintas organizaciones han abordado el tema de modo de prevenir y estar preparados.

El representante republicano por Tulare, Devin Nunes, y el Secretario de Interior, David Bernhardt, participaron del "Foro del Agua" en las mismas instalaciones donde la semana pasada se desarrolló la Expo Mundial de Agricultura.

Nunes explicó que para abordar el problema de suministro y acceso del agua se planea ampliar la represa de Shasta y de Temperance, una ubicada en el norte de California y otra en el condado de Fresno respectivamente. Esto con el objetivo de que se pueda almacenar más agua para los tiempos más secos.

Otra de las alternativas estudiadas durante años es producir cambios en las asignaciones del agua y así brindarles a los agricultores mayor flexibilidad de cultivar tierras y ampliar la ventana de transferencia de agua entre julio y noviembre.

"Es un nuevo plan de cómo movemos el agua, gestionamos el agua y la asignamos en función de la nueva tecnología, una mejor ciencia, monitoreo en tiempo real y control de la temperatura", dijo el Secretario del Interior, David Bernhardt.

Para José del Bosque, la medida anunciada no es suficiente, puesto que no son soluciones rápidas y eficaces. Por lo pronto, a seguir esperando que caiga algo de agua.

El antes y después de la sequía en California

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:SequíaAgriculturaAguaValle Central

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.