Embarazo

Texas tiene el índice más alto de muertes maternas en Estados Unidos

En Texas el número de muertes de mujeres relacionadas con complicaciones en el embarazo se duplicó entre 2010 y 2012 según un nuevo estudio. Los autores del estudio creen que el incremento puede deberse a que las autoridades de Texas recortaron en el 2011 el presupuesto destinado a las clínicas de salud reproductiva.
22 Ago 2016 – 4:59 PM EDT

La cifra de mujeres que murieron en Texas por complicaciones relacionadas con el embarazo se duplicó entre 2010 a 2012, lo que representa un índice de mortalidad materna superior a la de cualquier otro estado de Estados Unidos y del resto de los países desarrollados. Así lo dio a conocer un nuevo estudio publicado en la revista especializada Obstetrics and Gynecology.

De acuerdo con la publicación, en el 2010 hubo 18 muertes por cada 100 mil nacimientos mientras que en 2012 hubo 36 fallecimientos por cada 100 mil nacimientos. Ningún otro estado en EEUU registró un incremento de esa magnitud.


En general en EEUU, el índice de mortalidad materna aumentó de 18.8 en 2000 a 23.8 en 2014, un incremento del 26.6%.

El estudio destaca que el hecho de que Texas hubiera duplicado los índices de mortalidad en un periodo de dos años es difícil de explicar “en ausencia de guerra, desastre natural o severa agitación económica”.

Sin embargo, los autores del estudio encabezados por investigadores de la Universidad de Maryland y de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Stanford, apuntaron que una posible explicación podría ser el hecho de que en 2011, justo cuando comenzó el incremento en las muertes, las autoridades de Texas recortaron el presupuesto destinado a las clínicas de salud reproductiva de la entidad.

La legislatura estatal de mayoría republicana recortó $73.6 millones de los $111.5 millones del presupuesto de planificación familiar del estado, obligando a más de 80 clínicas del sector a cerrar en una campaña orientada a dificultar la practica del aborto.


Más de 40 clínicas de aborto operaban en Texas antes de que la ley HB2 fuera promulgada en 2013. Ocho clínicas cerraron antes de que la ley entrará en vigor y 11 clínicas más lo hicieron el día que comenzó a exigirse el requisito de privilegios de admisión a finales de 2013. Actualmente, sólo permanecen en operación 19 clínicas de aborto en todo el estado.

Las clínicas prestaban servicios de control de la natalidad, exámenes de detección de cáncer y bienestar de la mujer. Entre 2010 y 2012 la mitad del estado prácticamente se quedó sin una clínica de planificación familiar.

Los autores del estudio, instaron a las autoridades de Texas a promover nuevos esfuerzos y mejorar la atención de maternidad.

Lea también:

RELACIONADOS:EmbarazoSalud y MujerLocal

Más contenido de tu interés